La acusación tiene su soporte en las pruebas recolectadas por el Ministerio Público, estableció este domingo el abogado de algunas de las víctimas.

SANTIAGO.- La mujer, acusada de encabezar una red que estafó a más de 50 personas con un falso modelo de inversión, supuestamente utilizó varias estrategias engañosas para captar clientes bajo la promesa de multiplicar los aportes que hacían las víctimas a través del mercado de las criptomonedas.

Este domingo el juzgado de atención permanente de Santiago aplazó el conocimiento de la medida de coerción contra la imputada para quien el Ministerio Público solicitó un año de prisión preventiva.

Sarah Rodríguez Díaz se valía de maniobras y estrategias engañosas con promesas de que multiplicaría el capital invertido por las presuntas víctimas, lo que se habría convertido en una estafa que supera los 50 millones de pesos, según la Fiscalía de Santiago.

 

 

Las estrategias presuntamente engañosas tenían como objetivo captar la mayor cantidad de clientes, a quienes convencía de realizar depósitos bancarios y en efectivo, en pesos y dólares.

 

La acusación tiene su soporte en las pruebas recolectadas por el Ministerio Público, estableció este domingo el abogado de algunas de las víctimas.

 

Sin embargo, la defensa técnica de la imputada Sarah Rodríguez rechaza que su cliente encabece una red de estafadores, tras advertir que el caso no es penal, sino de tipo civil.

 

El abogado Mito Núñez, quien integra la barra de la defensa de la acusada, reconoce que las personas tienen derecho a reclamar su inversión.

 

La audiencia fue aplazada a solicitud de que los abogados de Sarah Rodríguez, quienes pidieron tiempo para estudiar el expediente.

Será este miércoles a partir de las nueve y media de la mañana que la imputada Sarah Rodríguez Díaz deberá comparecer ante el Juzgado de Atención Permanente de Santiago para el conocimiento de la medida cautelar.