Las artesanías que son hechas de barro y otros materiales manejables atraen las miradas de aquellos criollos y extranjeros  que atraviesan el municipio de Bonao para llegar o retornar a sus destinos.

MONSEñOR NOUEL.- En Bonao, no todo son necesidades y expectativas no cubiertas, ni cumplida, también hay potencialidades que esa población de la provincia Monseñor Nouel exhibe con orgullo y que es además fuente de ingresos y de laboriosas oportunidades de trabajo.

Las artesanías que son hechas de barro y otros materiales manejables atraen las miradas de aquellos criollos y extranjeros  que atraviesan el municipio de Bonao para llegar o retornar a sus destinos.

Más de 20 años tiene José Luís García realizando artesanías.

La habilidad que ya tiene en sus manos logra hacer, en segundos, diferentes formas de tarros de barro.

A lo largo del trayecto hacia Bonao por la autopista Duarte, se observan los talleres y exhibiciones de este tradicional arte que es producido con el material que sacan de una mina del mismo municipio y que es procesado en diferentes maquinarias antes de llegar a las manos de artesanos y pintores.

Además del barro, el yeso y la madera son otros elementos que utilizan los artesanos para fabricar piezas coloridas y exótica que pueden ser usadas para adornar tanto el interior como el exterior de una vivienda y que llaman la atención no solo de los criollos, sino también de extranjeros.

 

Para mediados del mes de Mayo las autoridades municipales de ese municipio tienen previsto cambiar el nombre de la calle México, del barrio Prosperidad,  por el del cantautor Luis ´´El Terror´´ Díaz, oriundo de esa comunidad como reconocimiento a su trayectoria en la música.

Asimismo, se cambiará a Cándido Bidó el nombre de la avenida principal en el centro de la ciudad de Bonao,  Isabel la Católica, para enaltecer su aporte como escultor y pintor oriundo de esa provincia.