En medio de un dolor, los parientes del joven camarero le dieron cristiana sepultura en el cementerio del municipio de sabana Iglesia.

Por Luis Manuel Báez

SANTIAGO.- Un camarero murió a puñaladas a manos de unos clientes que se negaban a pagar la cuenta de consumo en un centro diversión de Santiago, en un hecho que ha consternado a esa ciudad.

La policía informó que profundiza las investigaciones del hecho, debido a que los parientes de la víctima, aseguran que hay más implicados.

En medio de un dolor, los parientes del joven camarero le dieron cristiana sepultura en el cementerio del municipio de sabana Iglesia.