Señaló que el problema migratorio no está en los estudiantes, sino en aquellos miles de ilegales que hay en República Dominicana.  

SANTIAGO.-El alcalde de Santiago, Abel Martínez, condenó la decisión del gobierno dominicano de suspender el visado a los estudiantes que cursan sus estudios en el país.

Señaló que el problema migratorio no está en los estudiantes, sino en aquellos miles de ilegales que hay en República Dominicana.

“Con los que hay que tomar medidas son con los que falsifican cédulas y carnet de regularización.  Tenemos que ver los que están ilegales, ocupando nuestras salas de emergencia y maternidades, mudándose a orillas de cañadas y copando las construcciones abandonadas donde viven y muchos ilegales delinquiendo”.

A las manifestaciones de rechazo a esa medida se sumó Manyala Ali, cónsul de Buena Voluntad de Haití, con sede en Santiago,  quien advirtió que la decisión del gobierno, traería muchas dificultades para los cientos de estudiantes haitianos en el país, aunque reconoció  que la República Dominicana, está en todo su derecho de aplicar sus leyes migratorias, pero que esta medida será negativa para las relaciones entre ambas naciones, por lo que considera que el gobierno debe sopesar dicha disposición.