Con lágrimas en sus ojos reaccionó la integrante de una de las 47 familias del sector de la Mesopotamia,  que aún restan por recibir apartamentos del nuevo barrio Vista al Río.

Por Peter Pablo Mateo

San Juan.- Familias a la espera de la entrega de las viviendas construidas para los afectados del huracán Georges, negaron que al lugar declarado inhabitable, se estén introduciendo más personas como denuncio en días pasados la gobernadora de esta ciudad.

Con lágrimas en sus ojos reaccionó la integrante de una de las 47 familias del sector de la Mesopotamia,  que aún restan por recibir apartamentos del nuevo barrio Vista al Río.

El temor de Evelin del Carmen Brito, una madre de una niña con problemas de salud al ser picada por una araña en el viejo barrio, se debe a la incertidumbre de no saber si esta dentro de las personas que pretenden dejar sin un techo propio.

Otros expresaron que tienen hasta la doble condición de ser propietario e inquilinos, pues primero tenía su casa que destruyó el huracán y luego alquilaron.

Expresaron que injustamente en la primera etapa les entregaron apartamentos a personas que nada tiene que ver con el sector.

Asimismo, pidieron a la gobernadora Elvira Corporán y la comisión que trabaja en el desalojo, para que comprueben que los que permanecen en el barrio son verdaderos damnificados