Las calles internas llenas de malezas, basura y una regola de aguas negras que atraviesan el cementerio, constituyen parte del descuido imperante.

San Juan.- Entre aguas negras y nichos abandonados se encuentra el cementerio El Refugio en San Juan de la Maguana, donde las malezas han sido un poco controladas con herbicida, según trabajadores del campo santo.

Según contaron personas con familiares sepultadas, las condiciones son deplorables.

Algunos expresaron que han hablado con las autoridades al respecto, pero las mismas han hecho caso omiso a la situación.

Las calles internas llenas de malezas, basura y una regola de aguas negras que atraviesan el cementerio, constituyen parte del descuido imperante.

Algunos de los consultados dijeron que dicha regola debe ser saneada desde las afueras del barrio donde nacen las aguas que entran al campo santo.

Solo la parte céntrica del cementerio luce en buen estado, donde los parientes de los fallecidos acuden a realizar limpieza.