Hato Mayor es una de las localidades de República Dominicana que fue declarada como zona de desastre este lunes por el presidente Luis Abinader.

Samaná.- El viento azotaba, golpeaba tan fuerte que el zinc de la humilde vivienda que se visualiza en el video que acompaña esta redacción,  fue desprendido en su totalidad, mientras sus habitantes, una mujer y sus dos pequeñas hijas quedaron a la intemperie, expuestas al voraz azote del huracán Fiona.

Los vientos provocaban un ruido tan fuerte que asustaba, mientras las tres personas que en estas imágenes se observan, se arrinconaron en una esquina de la destruida vivienda, buscando un lugar para protegerse, pero que no encontraron.

En la descripción del  video, que circula en diferentes redes sociales, se indica que la triste situación se registró en Hato Mayor, aunque sin especificar el sector.

Hato Mayor es una de las localidades de República Dominicana que fue declarada como zona de desastre este lunes por el presidente Luis Abinader, debido a los grandes daños que provocó el huracán Fiona, el cual ya es categoría dos con vientos que sobrepasan los 155 kilómetros por horas.

Hato Mayor, además, es una de las 18 provincias que se mantienen en alerta roja por los efectos de Fiona, aunque hasta el momento las autoridades no han indicado a cuánto ascienden los daños en esa provincia.

Además de esa localidad, las demás ciudades que fueron declaradas como zona de desastre por medio del decreto 537-22, fueron La Altagracia, La Romana, El Seibo, Samaná, María Trinidad Sánchez, Duarte y Monte Plata.