De los 135 ciudadanos de origen haitiano con estatus migratorio irregular, fueron procesados 120 detenidos, 86 masculinos y 34 femeninas, entre ellas 10 embarazadas y reconducidos 15 masculinos, tras ser depurados, así como también 37 niños acompañados de sus respectivos padres.

Montecristi.- Miembros de la dirección general de Migración y del décimo batallón de la cuarta brigada de infantería del ejército Dominicano, detuvieron a 135 haitianos en condiciones migratoria irregular para estar en el país,entre ellos 10 mujeres embarazadas, que vinieron a dar a luz en el territorio nacional.

De los 135 ciudadanos de origen haitiano con estatus migratorio irregular, fueron procesados 120 detenidos, 86 masculinos y 34 femeninas, entre ellas 10 embarazadas y reconducidos 15 masculinos, tras ser depurados, así como también 37 niños acompañados de sus respectivos padres.

Mediante el operativo de Interdicción Migratoria practicado en las comunidades Martín García, Cerro Gordo, Piloto, Cana Chapetón, pertenecientes al municipio Guayubín, Las Matas de Santa Cruz, Santa María, Copey  y el puente de la provincia de Montecristi, fueron detenidos docenas de nacionales haitianos y les incautaron mercancías ilegal.

Mientras que en la provincia Dajabón fueron intervenidas por los militares y control migratorio, las localidades Palo Blanco, Mercado de la Verdura,  La Aviación, Barrio Norte, Barrio La Fé, Parque Central, Barrio La Mara, Hoyo de Lima, Cementerio Municipal, Parque Central, Barrio El Matadero y Centro de la Ciudad fronteriza con Juana Méndez Haití.

Del mismo modo se informó el decomiso de las siguientes bebidas alcohólicas que eran comercializadas de forma ilegal por los extranjeros en el país: 40 litros del ron 8pm 60ml, cuatro chata Black Stone, 15 unidades de ron Bakara, 11 ron Gold tipo show, dos litros de volka Raiska, nueve litros de whisky  Black Stone, dos de Napoleón, dos ron Gold Premium, dos unidades de Lord Master, dos litros de Black de Luxe y tres libras de ajo.

La totalidades de extranjeros detenidos y mercancías incautada fueron llevadas por las autoridades encabezadas por el capitán de corbeta de la Armada Dominicana, Manuel García Montero, los miembros del décimo batallón y Hipólito Alcántara, coordinador del personal de migración, hacia el centro de albergue para fines de deportación hacia el vecino país.