El aparente retorno a la normalidad en el Barrio Azul en esta demarcación trae consigo múltiples quejas de sus residentes.

Por Johanny Paulino

DUARTE.- Los efectos provocados por la tormenta Isaías en San Francisco de Macorís mantienen residentes a la espera de soluciones al reclamo de muchos años ser trasladados de dichas zonas vulnerables afectadas cuando impactan fenómenos naturales.

El aparente retorno a la normalidad en el barrio Azul en esta demarcación trae consigo múltiples quejas de sus residentes.

Continúan sacando lodo de sus viviendas, exponen al sol sus ajuares , y se mantienen a la espera de que las autoridades ofrezcan respuesta, ante los efectos dejados por Isaías a su paso.

Más de 4 años tienen los moradores esperando ser trasladados ,pues cada fenómeno natural que azota al país les hace revivir la trágica historia de preocupación desesperanza y promesas incumplidas.