Hasta este sábado ni el Ministerio Público, ni la Policía Nacional han ofrecido detalles en relación al deceso del infante.

Por Johanny Paulino

San Francisco de Macorís .- Portando globos blancos y azules, en medio de lágrimas, cientos de personas acompañaron a los familiares del niño Maikel Esmil de Castro Álvarez, quien murió este viernes al caer en una cubeta de agua mientras permanecía en el Centro de Atención Integral a La Primera Infancia (CAIPI), del Sector Pueblo Nuevo de este municipio de San Francisco de Macorís.

A la vivienda se presentaron el senador de la provincia Duarte Franklin Romero y la gobernadora Xiomara Cortés para mostrar solidaridad y apoyo a la familia ante el terrible hecho, al mismo tiempo manifestaron que se debe investigar lo ocurrió y establecer responsabilidades.

Hasta este sábado ni el Ministerio Público, ni la Policía Nacional han ofrecido detalles en relación al deceso del infante.

Reacciones

La primera dama Raquel Arbaje dijo que la negligencia que provocó la muerte por ahogamiento del niño de un año en Caipi de San Francisco de Macorís debe ser severamente sanacionada.

“Estoy profundamente conmovida por la muerte de Maikel Esmil, un bello niño, mientras estaba al cuidado del Caipi Pueblo Nuevo, en SFM”, expresó Arbaje en su cuenta de Twitter, al tiempo que indicó que nada de lo dijera aliviará el dolor de la madre, “pero quiero que sepa que estoy con ella y le hago llegar mi solidaridad y apoyo”.

Sentenció que la negligencia que provocó la tragedia debe ser severamente sancionada. “Nada la excusa ni la explica. Doy mi absoluto respaldo a la decisión del Inaipi de establecer responsabilidades y velar porque las personas responsables asuman las consecuencias”, puntualizó.

A través de un comunicado, el Instituto Nacional de Atención a la Primera Infancia (Inaipi), informó que investigan las circunstancias de la tragedia, al tiempo de asegurar que cuando se tengan los resultados valorarán las responsabilidades y consecuencias.