Cuando llueve el problema se sale de control, pues sus casas se llenan de aguas negras.

Por Peter Pablo Mateo

San Juan.-  Moradores del populoso sector de Guachapita denunciaron que están al borde de la desesperación por el desbordamiento de una cloaca y una cañada de aguas residuales.

Manifestaron que están expuestos a contraer enfermedades fruto de la situación.

Según dijeron cuando llueve el problema se sale de control, pues sus casas se llenan de aguas negras.

Agregaron que los mosquitos han invadido sus casas a tal punto que no vale utilizar repelentes ni fumigaciones.

Llaman a las autoridades de INAPA y el ayuntamiento a acudir con la solución al grave malestar que ha comenzado a generar problemas de salud a niños y personas adultas.

Según expresaron llevan más de un mes sin poder comer y dormir tranquilos, ya que en las horas frescas y calientes el hedor se torna agresivo, lo que les dificulta comer o dormir tranquilos