El Ministerio Público afirma que demostró con diferentes pruebas testimoniales, documentales y periciales que el hombre se presentó a la casa de la víctima con la intención de llevarse a un niño que ambos procrearon, tras lo que se originó una discusión en medio de la cual él la hirió en el cuello con un arma blanca.

SAN PEDRO DE MACORIS.- Un hombre que fue acusado por el Ministerio Público de agredir en 2018 a su expareja con un arma blanca, fue condenado a diez años de prisión.

El hecho se registró en el municipio Consuelo de San Pedro de Macorís.

El Tribunal Colegiado de San Pedro de Macorís condenó a Julio Ángel Vivenes Medina por incurrir en violencia intrafamiliar agravada y ordenó que cumpla la sentencia en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR-11) de esta provincia.

El Ministerio Público afirma que demostró con diferentes pruebas testimoniales, documentales y periciales que el hombre se presentó a la casa de la víctima con la intención de llevarse a un niño que ambos procrearon, tras lo que se originó una discusión en medio de la cual él la hirió en el cuello con un arma blanca.

Detalla el expediente que el hoy condenado también hirió en diferentes partes del cuerpo a dos hermanos de la mujer que se encontraban en el lugar.

Vivenes Medina cometió esas acciones en presencia de un menor de edad y luego de haberse dictado una orden de protección a favor de la víctima.

La acusación presentada por el fiscal Pedro Adael García de Peña señala que el hecho ocurrió el 22 de septiembre de 2018, alrededor de las 4:00 de la tarde, en la calle Principal, del Batey Los Chicharrones, del referido municipio.

Los jueces Kenia del Pilar Tavárez Henríquez, Juan de la Cruz Rijo Güílamo y Haydeliza Ramírez Henríquez declararon al procesado culpable de violar los artículos 309-2 y 309-3, literales a, c, d y g del Código Penal Dominicano.