Los periodistas pudieron constatar el estado de este proyecto del cual se espera produzca mejoras sustanciales en el suroeste del país, directamente en las provincias Bahoruco, Barahona, independencia, así como en Azua y Pedernales, en materia de riego, producción de energía hidroeléctrica y mitigación de inundaciones.

BARAHONA.- El director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), Olmedo Caba Romano, encabezó un recorrido junto a periodistas por el área de construcción del Proyecto Múltiple Presa Montegrande, donde informó que el avance general de la obra es de un 63% y reiteró que el componente de la presa será entregado el próximo año.

Los periodistas pudieron constatar el estado de este proyecto del cual se espera produzca mejoras sustanciales en el suroeste del país, directamente en las provincias Bahoruco, Barahona, independencia, así como en Azua y Pedernales, en materia de riego, producción de energía hidroeléctrica y mitigación de inundaciones.

El funcionario precisó que la presa Montegrande, definida por el presidente Luis Abinader como una obra prioritaria de su gestión, contribuirá significativamente a elevar y mejorar las condiciones de vida de miles de familias con el aprovechamiento del río Yaque del Sur, por lo que reviste una importancia innegable para el desarrollo de esta región.

Este proyecto de infraestructura comprende la construcción de obras para el control de inundaciones en la cuenca baja, suministro de agua potable, desarrollo y modernización de las infraestructuras de riego, generación y ahorro de energía, incentivo a la pesca y el turismo ecológico y rehabilitación y complementación de la Presa de Sabana Yegua.

Aportes de esta obra

La cuenca del Yaque del Sur es la tercera dentro del territorio nacional, tanto en tamaño como en los caudales aportados, siendo sus principales afluentes o tributarios los ríos Yaque del Sur, Grande o del Medio, Las Cuevas, Mijo, Los Baos y San Juan. Con la reducción de la vulnerabilidad que generan las inundaciones será beneficiada una población de aproximadamente 350,000 personas en las comunidades de Tamayo, Vicente Noble, Uvillas, Mena, Canoa, Bombita, Jaquimeyes, Palo Alto, Peñón, Fundación, Pescadería, Cabral, Cachón, Hato Viejo, La Hoya, Habanero y Cristóbal, entre otras.

Con relación al suministro de agua para uso humano, la presa Montegrande aportará dos metros cúbicos por segundo mediante conducción por gravedad hasta la planta de tratamiento del Acueducto Regional Barahona – Bahoruco – Independencia (ASURO), beneficiando a 51 comunidades y contribuyendo a mejorar las condiciones de salubridad en las provincias.

Mientras que por el riego de cultivos se proyecta garantizar irrigación en 359,987 tareas mediante la inversión en modernos sistemas de alta eficiencia y con la construcción de canales y lagunas de regulación.

Cabe destacar que de esas, 151,465 tareas son áreas que no están cultivadas y 208,522 tareas que están pobremente irrigadas.