La Dirección General de Prisiones puso a disposición de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) el espacio donde operará la oficina de esa entidad, que velará por la integridad de los privados de libertad del recinto carcelario ubicado en el 15 de Azua.

AZUA.-La Dirección General de Prisiones puso a disposición de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) el espacio donde operará la oficina de esa entidad, que velará por la integridad de los privados de libertad del recinto carcelario ubicado en el 15 de Azua.


El director general de Prisiones, coronel Roberto Hernández Basilio, recibió a una delegación de la CNDH que dejó inaugurada la Oficina de Derechos Humanos del centro de privación de libertad, una instancia independiente que velará por el trato digno a los internos y contribuirá a la transformación del sistema penitenciario que impulsa la Procuraduría General de la República.


La CNDH ofrecerá un servicio de veeduría, alertas oportunas e informes periódicos a las autoridades, sobre actos que atenten contra los derechos de las personas privadas de libertad.


El 15 de Azua alberga en la actualidad a 491 internos y recibe condenados y preventivos desde diferentes jurisdicciones, incluso el Gran Santo Domingo. 


La delegación instalada en el lugar mantendrá una veeduría permanente sobre el tratamiento de las autoridades a los reclusos, las condiciones del centro en aspectos como la alimentación y la salud, así como el oportuno traslado de los internos a las citas de sus respectivos procesos judiciales.


La oficina, está ubicada junto al dispensario médico del centro de privación de libertad, cuenta con computadora e impresora, además del mobiliario necesario para que la delegación designada reciba allí las informaciones del funcionamiento del centro y establezca comunicación con las autoridades.