Colchones, refrigeradores, muebles, útiles escolares, computadoras entre otros fueron de los ajuares que más se perdieron producto de las fuertes lluvias registradas.

Por: Ana Paula Gózalez

Viviendas inundadas, vehículos varados y dueños de negocios desesperados por los daños ocasionados a raíz de las torrenciales lluvias registradas en la víspera, es el escenario que se vive este sábado en el sector Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste.

Claudia Santana, de 35 años, quien tiene a su cuidado 4 hijos, narra lo desesperante que fue llegar la mañana de este sábado a su pequeño colmado ubicado en la Coordillera de Manoguayabo y ver el fruto de su sacrificio reducido a nada, a causa de 5 horas continuas de lluvias.

“Esta mañana cuando vine a abrir estaba todo inundado, ni podíamos abrir la puerta, como pueden ver muchas de las cosas se echaron a perder, uno de los freezer se dañó, las bocinas de poner la música, la mayoría de los productos que le brindamos al público se echaron a perder ya que el agua entro con mucha basura incluida” expresó Santana

José Frías vecino de Claudia, quien la  ayudaba a rearmar su negocio, comentó que tuvo que dormir en una orilla de su cama, ya que su vivienda quedo totalmente inundada y su vehículo fue uno de los tantos que quedaron varados, siendo este el sustento de este joven de 24 años y de su pequeña hija quien vive con su madre.

“Me sentí incomodo, porque no tenía donde dormir ni siquiera, estaba todo lleno de agua, la puerta se fue al suelo, la nevera estaba en el suelo, todo mojada” sostuvo Frías.

Entre lágrimas y desesperanzas residentes de Manoguayabo piden una mano ayuda para poder arreglar la condición en que quedaron sus hogares asegurando que esto les representa una total desestabilización en sus vidas.

Colchones, refrigeradores,  muebles, útiles escolares, computadoras entre otros fueron de los ajuares que más se perdieron producto de las  fuertes lluvias registradas.