Por el momento la Policía tiene detenidos a los tres amigos que lo acompañaban en la fiesta para fines de investigación.

Por Luis M. Báez

SANTIAGO.-Un joven de 23 años fue muerto de un disparo cuando se encontraba compartiendo con amigos en un “teteo” en la comunidad de Don Pedro.

Cristian Céspedes Capellán, recibió un impacto de bala en el tórax por desconocidos.

Por el momento la Policía tiene detenidos a los tres amigos que lo acompañaban en la fiesta para fines de investigación.

La madre del occiso quien lo describió como un joven trabajador pidió que se haga justicia por el crimen que le segó la vida a su hijo.

Cristian Céspedes Capellán deja una niña dos años en la orfandad.

El cuerpo fue enviado al INACIF para los fines de ley correspondientes.