Supuestamente la infante fue llevada al arroyo por una tía y al parecer en un descuido se introdujo a las aguas del mismo.

SAN JUAN.- Una niña de un año y ocho meses de edad, murió ahogada en las aguas de un arroyo en San Juan de la Maguana.

Se trata de la bebé Brenda Matos, quien fue dejada al cuidado de otra persona por su madre Yisel Zabala cuando acudió a una escuela busca de un equipo tecnológico del Ministerio de Educación.

Supuestamente la infante fue llevada al arroyo por una tía y al parecer en un descuido se introdujo a las aguas del mismo.