El hecho ocurrió el domingo 10 de abril en la casa donde residía la pareja.

ESPAILLAT.- Un juez de la Oficina de Atención Permanente del distrito judicial de Espaillat impuso una garantía económica de 200 mil pesos como medida de coerción a una mujer, acusada de matar a su esposo al propinarle un golpe con una botella en la cabeza.

Altagracia Peña es imputada por la muerte de Ángel García, de 47 años, quien murió por trauma craneal severo a causa de golpes. La imputada debe pagar el dinero a través de una compañía aseguradora.

El hecho ocurrió el domingo 10 de abril en la casa donde residía la pareja en el barrio Milito del municipio de Moca, provincia Espaillat.

La mujer insistió que actuó en defensa propia, y manifestó que golpeó a su pareja con una botella mientras éste la agredía.

"Ellos saben que yo no quería matarlo", expresaba entre llanto mientras salía de la sala de audiencia.

El reporte policial establece que, al ser interrogada por los investigadores, la detenida narró que cometió el crimen en defensa propia.