Un niño de ocho meses murió calcinado este viernes en la comunidad Estancia Nueva del municipio de Moca, provincia Espaillat.

Por: Félix Lantigua.-


ESPAILLAT.- Un niño de ocho meses murió calcinado este viernes en la comunidad Estancia Nueva del municipio de Moca, provincia Espaillat.


El hecho ocurrió cuando el pequeño quedó atrapado por el fuego que destruyó la vivienda donde se encontraba.



Según el coronel del Cuerpo de Bomberos de Moca, Félix Guzmán, aún se desconocen las causas reales que produjo el incendio que redujo a cenizas dos casas en ese sector.