Al referirse a la penalización por sus actos, Julissa Villalona apeló a que todos se apeguen a la ley "porque la ley empieza por casa".

PERAVIA.- Al afirmar que todo lo sucedido se  aclarará en su momento, familiares del hombre que agredió a bofetadas una mujer en Baní, dijeron que a  su pariente lo han crucificado en varias plataformas digitales sin saber cómo sucedieron los hechos.

Al referirse al tema, Julissa Villalona, hermana de Alexis Villalona, dijo que "no le voy a aceptar a la sociedad es que me lo acorralen y lo pongan como que él es un narcotraficante, un delincuente" al tiempo que pidió a su familiar que se entregarse a las autoridades para responda por lo sucedido.

Afirmó que el hombre no es un delincuente y como todos los seres humanos puede cometer errores, "unos más graves que otros y el de él fue una grave porque le pegó a la fémina".

Al referirse a la penalización por sus actos apeló a que todos se apeguen a la ley "porque la ley empieza por casa".

"Le vamos a demostrar al presidente de la República y a las autoridades que existen familias serias como la mía, que gracias a Dios nos hemos mantenido bajo perfil sin tachadura ninguna y somos responsable a los hechos".

La agresión

Desde el pasado sábado circula un vídeo en las diferentes plataformas digitales donde se observa a Alexis Villalona golpear de una bofetada a la mujer identificada como Santa Arias, quien iba a bordo de una pasola, luego de un accidente de tránsito.

Tras golpearla, Villalona, quien andaba acompañada de otra mujer, dejó a Arias tendida en el pavimento y se fue del lugar a bordo de una yipeta blanca en la que se desplazaba.

Búsqueda

Luego de darse a conocer la agresión las autoridades emprendieron una búsqueda contra Alexis Villalona, quien no ha podido ser localizado.

El fin de semana la residencia del agresor en Baní fue allanada por las autoridades, pero no fue encontrado en el lugar.

La Policía desplegó equipos tecnológicos en todo la parte Sur del país para rastrear vía satelital a Villalona.

El vocero de la insticución, Diego Pesqueira, reiteró que la Policía está alerta para capturar al agresor y transferirlo a la Justicia.

En tanto, el fiscal de Baní, Ángel Darío Tejeda, manifestó que las autoridades han tenido que resguardar la integridad física de la víctima, Santa Arias, ya que supuestamente esta ha sido contactada por familiares de su agresor para que desista de su denuncia.

Así mismo dijo, que hechos como estos que atentan contra la integridad física y verbal de una mujer son calificados como violencia de género, lo cual conlleva una pena de prisión de uno a cinco años.