La presa, que se levanta con una inversión que supera los 40 millones de dólares, dotará de agua potable al municipio de Sabaneta

SANTIAGO RODRÍGUEZ.- Más de 87 familias del paraje La Enramada de la comunidad de San José en Santiago Rodríguez se mostraron renuentes a ser reubicados fuera de esa demarcación, luego de ser notificados para desalojo y dar paso a la construcción de la presa Boca de los Ríos que se levanta en la provincia de la línea noroeste. Además se quejan de que están ofreciendo un monto por debajo del valor que tienen sus propiedades.

Aunque dicen no oponerse a la construcción de la presa sobre el río Guayubín, los afectados con el posible desalojo consideran que las autoridades podrían reubicarlos perfectamente en cualquier lugar dentro de San José.

Afirman que no hay razón que justifique reubicarlos fuera de San José, por lo que advierten se resistirán a las pretensiones del gobierno.

 

 

También el desalojo incluye más de 130 fincas donde se asienta ganado.

 

La presa, que se levanta con una inversión que supera los 40 millones de dólares, dotará de agua potable al municipio de Sabaneta, permitirá regar miles de tareas de tierra en Santiago Rodríguez, Montecristi y Dajabón.

 Los pobladores afectados con la construcción de la presa en el paraje La Enramada advirtieron que no abandonarán sus viviendas, si la solución gubernamental no está dentro de la comunidad de San José en esta provincia Santiago Rodríguez.