SAN JUAN.- Familiares de reclusos en la cárcel de San Juan expresaron su preocupación por la salud de sus parientes luego que unos 30 internos dieran positivo al COVID-19.

Aseguran no saber cómo la enfermedad llegó al recinto ya que según dice hace más de tres meses se prohibieron las visitas a los reos.