Se manifestó  también que la transformación debe empezar en la casa de los interesados, para luego ir a la sociedad, porque es en el hogar donde nace la seguridad y el bienestar. 

SANTIAGO.-Representantes de derechos humanos, de la iglesia, el empresariado, el sector educativo y  juntas de vecinos de la región Norte del país,  presentaron sus propuestas para transformar la Policía Nacional, que incluyen mejor selección de los miembros, mayor grado académico y entrenamiento en manejo de conflictos.

En el Foro Regional para la Reforma Policial, celebrado en Santiago,  el sacerdote  Dainer Vásquez, vicario de la catedral de esa demarcación, planteó  al ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, y al Grupo de Trabajo para la Transformación y Profesionalización del órgano, la urgencia de capacitación continua, para eficientizar el servicio.

Varias autoridades de la provincia presentaron sus ideas para la reforma de la institución del orden como insertar en esta reforma el manejo de la violencia de género, para aumentar la sensibilidad en los policías, tanto en el aspecto preventivo como la persecución del delito, asimismo dijeron es fundamental saber de dónde vienen los interesados en ingresar al organismo, más rigor con la selección, incorporarlos en politécnicos y liceos, porque los  policías son un reflejo de la sociedad.

Se manifestó  también que la transformación debe empezar en la casa de los interesados, para luego ir a la sociedad, porque es en el hogar donde nace la seguridad y el bienestar.

Después de escucharles, el ministro felicitó al equipo que trabaja en la reforma, valoró  el esfuerzo y dedicación para que en tiempo récord sea posible una transformación, dijo que por primera vez es evidente un esfuerzo serio para este propósito y que el presidente Luis Abinader, ha establecido parámetros para que sea posible la más importante de todas las reformas.

Expresó que por muchos años la entidad fue abandonada a su suerte, sin los recursos, equipos ni salarios dignos. "No hay marcha atrás,  por primera vez hay una voluntad y una decisión del presidente de la República, del Ministerio de Interior y Policía y  de la propia Policía Nacional".

Al respecto,  el coordinador del grupo de trabajo, Servio Tulio Castaños Guzmán, manifestó que con esta actividad crean conciencia de que una reforma policial solo es posible con la participación de la ciudadanía.

Sostuvo que luego de años de separación y choques entre la Policía y la población, diversos sectores han clamado para que “la institución más importante de la sociedad” comience a transformarse. "Estamos a la puerta de un gran cambio en el sistema de seguridad ciudadana en el país”.