En el caso del centro de privación de libertad de El Seibo, las brigadas comenzaron la reparación de las mallas perimetrales del recinto y los techos de las áreas de recreación.

SANTO DOMINGO.- Tras el paso por el país del huracán Fiona, la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC) trabaja en el restablecimiento de las actividades cotidianas, mediante operativos de limpieza y reacondicionamiento de los recintos afectados por el fenómeno.

 

Para agilizar los trabajos, privados de libertad integrados al programa del Medio Libre, se constituyeron en brigadas de limpieza y en estos momentos recogen escombros arrojados por Fiona en los centros y sus comunidades aledañas, indicaron las autoridades por medio de un comunicado de prensa.

 

A las labores de restablecimiento de los servicios afectados por Fiona en el sistema penitenciario se sumaron dos equipos de las áreas de ingeniería, plomería y electricidad de la Procuraduría General de la República y de la DGSPC, integrados por 11 personas quienes trabajan en los centros de Cucama, La Romana, y Anamuya, Higüey.

 

En Cucama cayeron varios árboles. Además, resultaron afectados el tendido eléctrico, tinacos y el área de los talleres que imparte el Instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep).

 

La comunicación terrestre con Anamuya sufrió una interrupción por varias horas, debido a la inundación del puente que da acceso al centro.

 

Para este martes, se espera que el citado personal técnico restablezca las instalaciones internas eléctricas y de agua potable, en atención a los daños de más urgente reparación.

 

En el caso del centro de privación de libertad de El Seibo, las brigadas comenzaron la reparación de las mallas perimetrales del recinto y los techos de las áreas de recreación.

 

La DGSPC resaltó que el plan de contingencia puesto en ejecución desde antes del paso del fenómeno atmosférico contribuyó a mitigar la magnitud de los daños que sufrieron los establecimientos de privación de libertad por los efectos de las ráfagas de viento y las lluvias que azotaron la zona este.

 

Entre las medidas preventivas, se movilizó a 91 privadas de libertad de Sabana Toro y Rafey Mujeres hacia Najayo Mujeres y Licey al Medio, respectivamente.