Los protestantes manifestaron que están demandando del Ministerio de Medio Ambiente la prohibición de que las granceras continúen operando en la zona, afirmando que si continúan con la práctica esa fuente de agua podría desaparecer.

PUERTO PLATA.- Por el temor de ver desaparecer la fuente de agua que tienen con el río Bajabonico, moradores del municipio Imbert, en la provincia Puerto Plata, salieron a protestar a las calles en contra de la extracción de arena y gravilla del referido afluente.

Los protestantes manifestaron que están demandando del Ministerio de Medio Ambiente la prohibición de que las granceras continúen operando en la zona, afirmando que si siguen con la práctica esa fuente de agua podría desaparecer y ellos sufrirían una gran escasez del preciado líquido.

 

Resaltaron que en el referido municipio en menos de cinco kilómetros se encontraban cinco granceras extrayendo materiales del mencionado río y aunque han logrado sacar dos de la zona, todavía restan tres granceras desarrollando la práctica.

 

El presidente de la Asociación de Juntas de Vecinos de Imbert, Catalino Corniel, llamó a los habitantes de los municipios de la parte oeste a mantenerse vigilantes las 24 horas, para evitar sigan extrayendo material.