Por: Luis Manuel Báez

SANTIAGO.- Un niño de cuatro años logró convencer a su abuela para que saliera de su casa que igual que otra casa y una ebanistería se incendiaron este lunes en el sector Pekín de Santiago.

Las llamas consumieron las viviendas con el fuego que, según versiones, habría sido provocado por un cortocircuito.

Piden la intervención del gobierno y de manos solidarias que les ayuden a reponerse tras haberlo perdido todo.

v6