El presidente del Colegio de Abogados, Miguel Surun Hernández, reveló que el abogado asesinado tenía litigios pendientes en los cuales había resultado ganancioso y prometieron vengarse.

SANTIAGO.- El Colegio de Abogados de República Dominicana (CARD) denunció que sectores poderosos protegen a los responsables de la muerte a tiros del jurista Basilio Guzmán, ocurrida el 21 de junio del 2022 en la ciudad de Santiago.

El presidente del gremio, Miguel Surun Hernández, dijo que el amparo que reciben los responsables del hecho y la pasividad que ha evidenciado el Ministerio Público mantienen estancado en ese crimen, lo que a su entender genera  preocupación y malestar en la clase jurídica nacional.

El gremialista manifestó que existen sectores que presionan al fiscal encargado de las investigaciones para que no se atreva a tocar a personas con mucho poder político de diversos partidos políticos.

Surun Hernández visitó al fiscal de Santiago, José Francisco Núnez, en compañía de la primera vicepresidenta del Card, Josefina Batista; la presidenta del gremio en Santiago, Milenis López y de otros miembros del gremio.

“Como institución lucharemos para que el caso se lleve hasta las últimas consecuencias y advertimos que la impunidad en este proceso está incentivando al establecimiento de la empresa del sicariato en la República Dominicana, hoy fue Basilio Guzmán y mañana será un fiscal que sea tenaz contra el narcotráfico, la corrupción o la criminalidad organizada, o quizás hasta un juez si no le ponemos un alto a esto”, expresó Surun Hernández.

El presidente del CARD sostuvo que el órgano persecutor debe seguir investigando este y otros casos, caiga quien caiga en el proceso.

El togado reveló que el abogado asesinado tenía litigios pendientes en los cuales había resultado ganancioso y prometieron vengarse.

Indicó que no hay forma de justificar que las indagatorias no avancen, luego de transcurridos dos meses de la muerte de este miembro del Colegio de Abogados.

Agregó que el estancamiento en las investigaciones de este y otros casos, confirma las denuncias de que hay miembros de la Policía Nacional y de los propios organismos investigativos que han generado la paralización de las pesquisas tendentes al apresamiento de los autores materiales e intelectuales de ese trágico hecho y mi rol como Presidente del gremio es defender a la clase jurídica nacional.