Al explicar que fue ella quien crió, a la señora Martínez se le mezclan los sentimientos entre optimismo y preocupación por la situación que se vive en su familia luego de saber la terrible noticia.

MONSEÑOR NOUEL.- Tras cumplirse una semana de que los dos obreros quedaran atrapados bajo tierra, vecinos y los familiares del dominicano dicen estar preocupados por la situación y temen que las lluvias caídas en las últimas horas puedan retrasar las labores de rescate.

En tanto, Regina Martínez abuela de  Gregores Alexander Méndez, lo califica como un joven ejemplar y buen padre, al tiempo que pide a Dios que le permita volver a ver su nieto con vida.

Al explicar que fue ella quien crió, a la señora Martínez se le mezclan los sentimientos entre optimismo y preocupación por la situación que se vive en su familia luego de saber la terrible noticia.

El pasado domingo 31 de julio alrededor de la una de la madrugada, ocurrió un derrumbe de tierra mientras el dominicano Alexander Méndez y el colombiano Carlos Yépez excavaban en la mina Cerro de Maimón, en la provincia Monseñor Nouel, donde quedaron atrapados a más de 100 metros de profundidad.