Según el alcalde de esta ciudad, es frecuente ver este tipo de personas que tratan de buscar una mejor vida.

Peravia.- Dolor y consternación es lo que se vive en Baní luego de que en el día de hoy fueran traídos los restos al país de Yuniel Baéz, quien fue víctima de la tragedia de Chapas México, donde al menos siete banilejos perdieron la vida.

Según el alcalde de esta ciudad, es frecuente ver este tipo de personas que tratan de buscar una mejor vida.

Alexis Soto, pariente del joven y padre de unos de los sobrevivientes del lamentable accidente, dijo que “gracias le damos a Dios que le vamos a dar cristiana sepultura y vamos a estar más tranquilos la familia, no vamos a estar con la angustia desde que pasó el accidente”.