X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Sábado 28 de noviembre, 2020
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 141,777
  • Nuevos casos 855
  • Fallecidos total 2,324
  • Nuevos fallecidos 7
  • Recuperados 113,817
  • Críticos
  • Pruebas 704,580
<< Mapa interactivo >>

Prueba de fuego para Temer: empieza el juicio a la fórmula que integró con Dilma

Prueba de fuego para Temer: empieza el juicio a la fórmula que integró con Dilma
Prueba de fuego para Temer: empieza el juicio a la fórmula que integró con Dilma

RÍO DE JANEIRO.– A menos de un año de la destitución de Roussef en un polémico proceso de impeachment, el gobierno del presidente Temer será puesto ahora a prueba en el inédito juicio que comienza hoy en el Tribunal Superior Electoral (TSE) por presunto abuso de poder político y económico de la fórmula Rousseff-Temer, reelegida en 2014. El rumbo del proceso podría empujar a Brasil a una espiral de consecuencias imprevisibles.

Dispuesto a hacer descarrilar como sea el proceso que podría dejarlo fuera del poder, Temer solicitó ayer al TSE que no se incluyan en el juicio las declaraciones de los ejecutivos arrepentidos de la compañía Odebrecht, quienes en su reciente acuerdo de delación premiada con la justicia afirmaron que aportaron unos US$ 32 millones a la otrora fórmula aliada integrada por el Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Según la defensa del jefe del Estado, la ley prevé que sólo pueden ser adjuntados nuevos hechos a la demanda hasta 15 días después de la confirmación de los candidatos victoriosos, plazo que venció el 1º de enero de 2015.

Al iniciarse hoy, a las 9, el histórico juicio en el TSE, tendrán oportunidad de exponer sus objeciones tanto los abogados de Temer como los de Rousseff. La defensa del presidente insistirá frente a los siete jueces del tribunal en su tesis de que las cuentas del PMDB sean analizadas por separado de las del PT, ya que el entonces vicepresidente no estaba al tanto de las prácticas de recaudación de Rousseff y su partido.

Luego, será el turno del juez relator del caso, Herman Benjamin, quien sorprendió al mundo político de Brasilia al avanzar en la demorada causa con toda rapidez en los seis meses desde que asumió la responsabilidad. En gran parte, su celeridad se debe justamente al acuerdo de delación premiada que firmaron los ejecutivos de Odebrecht para suavizar las condenas resultantes de la operación Lava Jato, que investigaba el esquema de sobornos instalado en Petrobras.

 

 

Benjamin ya ha dado varias señales de que pedirá la anulación del mandato de Rousseff-Temer por financiamiento ilegal de su campaña. La gran incógnita es si la mayoría de los magistrados del TSE lo acompañará con su voto o no, en medio de crecientes presiones políticas para que Temer sea absuelto.

El TSE ha reservado cuatro sesiones -dos hoy, a la mañana y a la tarde; mañana por la tarde, y el jueves por la mañana- para analizar el caso. Pero la gran esperanza de Temer es que alguno de los jueces solicite más tiempo para analizar los elementos del informe final, de más de mil páginas. Según rumores que corren en Brasilia, quien haría el pedido de vista sería el primer magistrado en hablar luego del relator, Napoleão Maia.

 

El tiempo juega a favor del presidente, aunque es difícil saber qué sucederá y cuándo. El gobierno prevé postergar el juicio hasta fines del año próximo, cuando se celebrarán las elecciones generales para elegir al nuevo mandatario. Sin embargo, si la mayoría del TSE votara a favor de la condena de la fórmula presidencial, asumiría el poder de forma interina el titular de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, quien, de acuerdo con la Constitución, debería convocar dentro de los 30 días al Congreso en sesión unicameral para que elija al reemplazante de Temer para completar el actual mandato. Mientras tanto, se espera que el presidente apele al Supremo Tribunal Federal.

La perspectiva de tal inestabilidad política asusta a muchos, sobre todo por los efectos económicos que generaría la incertidumbre. El ex presidente Fernando Henrique Cardoso, del PSDB, ayer advirtió sobre ese escenario.

«La percepción de la gente, especialmente de los inversores, es: ¿vamos a tener otro problema en Brasil? Se retraen. Brasil está hace mucho tiempo patas para arriba y está comenzando a asentarse un poco. Tomarse mucho tiempo en un juicio que pone en riesgo la situación vigente tiene consecuencias negativas», resaltó.

www.lanacion.com

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *