X
Ir arriba
Jueves, 4 de junio, 2020
Coronavirus / covid-19
  • Casos RD
  • Muertes RD
  • Recuperados RD
  • Casos totales
  • Muertes
  • Recuperados
  • Nuevos Casos
<< Mapa interactivo >>

Prueba-error

Presionado por las apremiantes circunstancias de una cuarentena que todo indica no será simplemente estacionaria por la pandemia del coronavirus, el presidente Danilo Medina ha anunciado un plan gradual de reapertura de la economía que era reclamado con insistencia, y casi con un llamado S.O.S por diferentes negocios y comercios.

Se trata de un experimento a ver qué pasa bajo el clásico método de prueba-error, ya que dada la naturaleza de esta crisis sanitaria no existe certeza alguna del alcance y consecuencias de estas medidas, que forzosamente han tenido que tomarse de manera empírica, aunque con consultas  y opiniones expertas.

En otras palabras, y el propio Presidente así lo advirtió, en las diferentes fases porque es un plan escalonado, habrá que ir evaluando los resultados y siempre confrontados con las variables observadas en el comportamiento que vaya experimentado la pandemia en el país.

Entre la disyuntiva de estrictas medidas de control sanitario y la necesidad de activar el comercio, el Gobierno ha tomado una ruta intermedia bajo ciertas previsiones, en medio de reclamos de sectores que tras más de dos meses de paralización estaban exhaustos y no aguantaba seguir inactivos.

Aunque ha habido cierto alivio con programas de asistencia a trabajadores suspendidos o que han perdido sus empleos, utilizando fondos del Estado, la ayuda no puede abarcar a todos los afectados y es natural que muchos reclamaban volver a la vida productiva antes del colapso de sus negocios.

Algunas asociaciones y federaciones de comerciantes habían anunciado protestas y hasta amenazaron con abrir sus negocios, desafiando las restricciones existentes y es de esperar que con el anuncio presidencial este tipo de acciones hayan sido desestimadas, aunque nunca debieron plantearse por ser un método ilegal e inadmisible.

Si encima de la crisis sin precedentes que afronta el país por el Covid-19, vamos también a desencadenar el caos, ¿dónde iríamos a parar como sociedad que requiere en estos momentos, más que en cualquier otra etapa de su existencia, cordura y aplomo para superar este torbellino y volver gradualmente a la normalidad?

Por cierto, el presidente habló en su discurso que los dominicanos tendrán que adaptarse a una nueva normalidad, significando con ello que debemos prepararnos para cohabitar con el coronavirus, ya que se perfila como una pandemia de largo alcance en el tiempo, algo que ya habían advertido especialistas, científicos y la Organización Mundial de la Salud.

Por eso es determinante para el éxito de los programas anunciados y de cualquier otra iniciativa que se adopte en el futuro, que la población en general colabore observando las regulaciones sanitarias y de este modo preserve su propia vida y la de los demás.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *