En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¿Qué ocurre al olvidar con frecuencia tomar los medicamentos?

¿Qué ocurre al olvidar con frecuencia tomar los medicamentos?
¿Qué ocurre al olvidar con frecuencia tomar los medicamentos?

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La pérdida de una dosis de un medicamento puede acarrear consecuencias clínicas graves para el paciente. De hecho, no tomar adecuadamente los fármacos, en especial las personas diabéticas, epilépticas o las que estén tomando anticoagulantes puede ocasionar enfermedades más complejas, tal y como explica Raquel Varas, farmacéutica del Departamento en Servicios Asistenciales del Consejo General de Colegios Farmacéuticos.

Por otro lado, Javier Velasco, miembro de la subcomisión de Revisión del Uso de los Medicamentos de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac), explica que la principal causa de no tomar apropiadamente los medicamentos es la falta de adherencia al mismo y esto provoca un pobre control de la enfermedad. “Se estima que el 50 por ciento de las personas con patologías crónicas no cumplen de forma adecuada con el tratamiento prescrito por su médico”, señala.

Además, ambos expertos matizan que los niños y las personas mayores son más vulnerables, ya que tienen reducida su capacidad para procesar los medicamentos y por ello necesitan más control de la enfermedad por parte de su entorno. “En los adultos, son especialmente importantes todos aquellos fármacos en los que las pequeñas diferencias en las dosis pueden ser tóxicas e incluso letales. En los más pequeños, la mayor parte de la medicación para ellos es en forma líquida, por lo tanto los errores a la hora de administrar la cantidad correcta del tratamiento son frecuentes”, aclara Velasco.

Razones por las que una persona abandona el tratamiento

Velasco apunta que una persona renuncia al tratamiento cuando no nota la mejoría de la dolencia, al sentir cualquier efecto secundario como somnolencia, calambres o malestar en el estómago, cuando el sabor no es agradable o simplemente porque no saben cómo utilizarlo. “Cuando un paciente va a abandonarla terapia, independientemente de la causa, debe comunicárselo a su médico para que decida la mejor solución”, subraya. Asimismo, Varas añade que cada medicación está adaptada a la enfermedad, por lo que es muy importante explicar a cada persona para qué sirve y por qué es importante que lo tomen debidamente sin perder ninguna dosis.

Además, ambos especialistas advierten que un ejemplo claro de falta de cumplimiento del tratamiento es lo que sucede con los antibióticos. Varas comenta que los antibióticos están diseñados para eliminar la infección completamente y hacerlo en un periodo de tiempo concreto, por lo que es esencial no suspender la medicación. Realmente, “si al encontrarnos mejor dejamos de tomarla, es muy probable que se haya quedad alguna bacteria viva que no ha sido destruida y vuelva a reproducirse causando de nuevo la afección, e incluso aparezca mutando y provocando resistencias a este medicamento”, detalla Velasco.

¿Puedo ingerir una dosis en el momento que lo recuerde?

Varas explica que dependiendo de las horas que hayan pasado desde la última dosis y el intervalo de tiempo que falte hasta la siguiente. Por ello, Velasco aconseja que si una persona se acuerda antes de las doce horas (después de la última vez) de tomar la medicación, podría ser conveniente volver a ingerirla. “Salvo en el caso de los anticonceptivos, ya que nunca se deben tomar dos pastillas juntas para completar la dosis olvidada del día anterior”, apunta.

Técnicas para no olvidar tomar tu tratamiento

Existen varios métodos que pueden ayudar a no olvidar tomar la medicación. Ambos expertos señalan:

  1. Escribir las cantidades en la caja del medicamento e incluso tener cerca la hoja de instrucciones que proporciona el médico.
  2. El uso de pastilleros (tanto diarios como semanales) que pueden ayudar a recordar dichas dosis.
  3. Mantener una rutina diaria habitual.
  4. Alarmas en el teléfono móvil.

Velasco considera interesante la implantación de un nuevo servicio llamado Revisión del Uso del Medicamento (RUM), en el cual el farmacéutico emplea un tiempo de 20 minutos con el paciente explicándole para qué son los medicamentos y cómo deben tomarlos, lo que facilita que la persona no olvide su tratamiento, ya que “la labor del farmacéutico es clave en el sistema sanitario”, concluye Vara.

Fuente: cuidateplus.com

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *