En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¿Qué pasa por la cabeza de un perro?

¿Qué pasa por la cabeza de un perro?
¿Qué pasa por la cabeza de un perro?
Perro (Fuente externa)

Perro (Fuente externa)

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El tema de la afinidad recíproca entre el hombre y el perro viene interesando desde hace mucho a los científicos. Un nuevo estudio arroja luz sobre los procesos cerebrales del perro.

Gracias al desarrollo de técnicas que permiten realizar el escáneo del cráneo canino y de su cerebro, se tiene una idea más o menos clara de la imagen de los procesos que transcurren en las cabezas de nuestras mascotas. Todas estas investigaciones revelan la completa devoción que sienten los perros hacia sus dueños.

Investigadores de la Emory University de Atlanta se valieron en sus ensayos de imágenes por resonancia magnética funcional, lo que les permitió analizar los impulsos neuronales de perros al oler a seres humanos y compararlos con los que generan al oler a otro perro. El efecto fue sorprendente, según publica ‘Emory magazine’, ya que resulta que los perros prefieren el olor de un ser humano antes que cualquier otro olor.

Otro hecho curioso que reveló este ensayo era el modo en que tanto los humanos como los perros perciben sonidos emocionalmente sobrecargados. Así, tanto en uno como en otro caso los sonidos suaves activan la parte de la corteza celebral que se encarga de la actividad auditiva. Y eso explicaría en gran parte por qué los perros saben entender nuestros cambios de humor.

Otra investigación realizada por Atilla Andics en materia de comportamiento canino subraya que los perros más que otros animales domésticos interaccionan con sus dueños. Por ejemplo, cuando un perro está asustado corre directamente a su dueño mientras los gatos y los caballos huyen en dirección contraria.

Finalmente, los científicos del Hospital General de  Massachusetts estudiaron las relaciones entre los perros y los seres humanos, llegando a la conclusión de que sentimos casi lo mismo hacia los perros que hacia nuestros propios niños. El experimento consistía en realizar el análisis de un grupo de mujeres a quienes enseñron fotos de bebés y de perros. Y resultó que el efecto la imagen de los perros nos hacen tan felices como las de los niños.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *