En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Quédense en casa, la aburrida espera de Matthew

Quédense en casa, la aburrida espera de Matthew
Quédense en casa, la aburrida espera de Matthew

MIAMI.- Lo primero fue prepararse, lo segundo evacuar y ahora la orden más repetida a los habitantes del sureste de Florida es quedarse en casa, todo por culpa de Matthew, el primer huracán que se acerca a esta zona de EE.UU. en once años.

“Después de las 3 de la tarde, quédese donde está, no es hora ya de evacuar, porque se espera que las condiciones climáticas hayan empeorado para entonces”, dijo el alcalde de Broward, Marty Kiar, a los residentes en ese condado al norte de Miami.

“Evacúen, evacúen, evacúen”, había dicho este mañana el gobernador de Florida, Rick Scott, tras advertir a los floridanos que este ciclón “los puede matar”.

Scott y todos los políticos del sur de Florida llevan días pidiendo a la gente que se prepare para un impacto directo de Matthew, que avanza desde Bahamas hacia la costa del sureste de Florida lentamente pero reforzado con vientos de categoría 4.

Finalmente el “día D” llegó y la gente, que en su mayoría no acudió a trabajar, se impacienta en sus casas, donde muchos ni siquiera pueden mirar por la ventana, pues las tienen cubiertas con cortinas metálicas o tablones de madera.

Los canales de televisión abierta no hablan más que de Matthew. Cada boletín del Centro Nacional de Huracanes se repite hasta la saciedad y solo se ve a reporteros vestidos con gorros, capuchas y chubasqueros que hablan a las cámaras cerca de palmeras movidas por el viento o con un fondo de oleaje marino.

Quizás por eso siguen saliendo también en las pantallas de televisión personas que se acercan a las playas a ver a la naturaleza desatada, el oleaje, y a empaparse con los aguaceros.

No se trata de surfistas, que también los hay, sino de gente común y corriente.

Los periodistas les recriminan su inconsciencia ante un huracán “monstruoso” como Matthew, pero se regodean mostrando a esos osados con los pelos revueltos, que son la envidia de algunos de los atrapados tras los cierres metálicos.

Un canal entrevista a un señor que acaba de llegar a Fort Lauderdale junto con su esposa y que tenía hecha su reserva en un hotel desde enero pasado. Lo primero que han hecho es ponerse unas camisetas y bajar a la playa.

Otro turista dice que llegó sin saber que el huracán estaba en puertas y habla de la próxima llegada de Matthew como si casi fuera un atractivo más de Florida.

Hoy el “estado soleado” tiene pocos atractivos. Hasta los parques temáticos y de atracciones de Orlando, en el centro de Florida, han cerrado antes de lo habitual y ya no abrirán hasta el sábado.

En la Pequeña Habana, el barrio cubano de Miami por excelencia, las mesas al aire libre donde se juntan cada día decenas de hombres a jugar dominó están vacías, según pudo comprobar Efe.

Pero en la calle Ocho, la principal de este remedo habanero, hay cierto movimiento en comparación con otras zonas de Miami.

Desde el piso 28 de un condominio de la zona de Brickell se aprecia una vista de la zona financiera digna de una película de catástrofes. Bajo un cielo gris y una fina lluvia se yerguen los enormes edificios de cristal pero en las calles no hay un alma.

Muy de vez en cuando pasa un automóvil como para recordar a los espectadores que no todos los miamenses están muertos.

En Broward, el alcalde Kiar no parece confiar de que todo el mundo vaya a cumplir su consigna de quedarse en casa.

Por eso, ordenó “cerrar” todas las calles a partir de las 3 de la tarde. La razón que alegó es que el personal de primeros auxilios puede tener dificultades para atender a los conductores en situaciones peligrosas como las que se prevé que Matthew cree.

La sensación de que el tiempo no pasa hoy tan rápido como de costumbre y es necesario buscar algún entretenimiento no ha pasado inadvertida a los que siempre buscan sacar ventaja.

En el apartado de anuncios personales de la web de clasificados Craighlist hay mensajes ofreciendo mujeres sexies para la espera del huracán y una diversión huracanada.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *