En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Quemaduras, caídas e intoxicaciones en niños ¿Cómo prevenirlas?

Quemaduras, caídas e intoxicaciones en niños ¿Cómo prevenirlas?
Quemaduras, caídas e intoxicaciones en niños ¿Cómo prevenirlas?

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-  Las quemaduras pueden producirse por múltiples motivos: por entrar en contacto con líquidos calientes, fuego, electricidad, productos químicos…Y todos estos peligros están dentro de nuestra propia casa, al alcance de nuestros hijos.

Sin embargo, es muy fácil prevenir las quemaduras. La doctora Raquel Jiménez propone estas sencillas normas:

Para quemaduras eléctricas: es fundamental tener protegidos los enchufes y ser muy cautos a la hora de manipularlos delante de los niños para evitar que imiten nuestro comportamiento.

Para quemaduras con líquidos: hay dos sitios de especial riesgo: la cocina y el baño.

En la cocina, procurar cocinar en la parte más interna; mantener los mangos de la sartén hacia adentro para evitar que los niños lo toquen accidentalmente y se les caiga encima; y no cocinar nunca con un bebé en brazos.

En el aseo, tener mucho cuidado con la temperatura del agua para no quemar al bebé o al niño durante el baño.
¿Qué hacer?

Después de que la quemadura se haya producido, hay que poner la zona de la quemadura inmediatamente debajo de agua fría durante 15 y 20 minutos, excepto si se trata de una quemadura eléctrica. Después, secar la zona con un paño húmedo y acudir al médico.

No aplicar ninguna pomada sobre la piel porque el médico no podrá ver bien cual es la profundidad de la quemadura. Y, por supuesto, si han aparecido ampollas en la piel, no tocarlas ni tratar de explotarlas.

“Las caídas desde ventanas no son tan infrecuentes”

Las caídas en los niños son muy frecuentes. Muchas de ellas se producen dentro del hogar, por tanto, conviene equipar la casa adecuadamente cuando se tiene niños pequeños. Dentro del hogar, la doctora Raquel Jiménez pone especial atención a estas tres áreas:

Para aquellos que tienen escaleras en casa, es recomendable que las protejan con barreras mientras el niño tenga menos de dos años.

Caídas desde cambiador o cama

Solo basta un segundo de distracción para que el bebé se caiga del cambiador o de la cama, por tanto, cuando estemos cambiando a nuestro bebé debemos procurar tener todo lo que necesitemos a mano para evitar dejar al bebé desatendido en cualquier momento. En cuanto a las caídas desde la cama, es recomendable el uso de una barandilla protectora lateral y evitar que los niños duerman en literas hasta que cumplan seis años.

Caídas desde la ventana

En contra de lo que se pueda pensar, “las caídas desde ventanas no son tan infrecuentes”, explica la pediatra. “Este es un riesgo muy importante que debemos prevenir”, remarca.

Para evitar que esto ocurra, la doctora recomienda una serie de sencillas precauciones:

No poner muebles cerca que faciliten al niño trepar hasta la ventana.

Tener ventanas que tengan un tope de seguridad. Lo ideal, recomienda, sería tener ventanas oscilobatientes, pero, sino, existen distintos dispositivos que llevan a cabo la misma función.

Intoxicaciones: las medicinas, no son “chuches”

La intoxicaciones más frecuentes en niños son por medicamentos. Para prevenir que esto ocurra, Raquel Jiménez, recomienda:

Mantener los medicamentos fuera del alcance de los niños y no guardarlos en lugares frecuentes como dentro del bolso o sobre la encimera.
Optar por medicamentos que tengan un tapón de seguridad.

Evitar tomar medicinas delante de los niños para que no traten de imitarnos.

Muy importante: cuando le damos medicina a un niño, no decirle nunca que es una “chuche” o “algo rico”. Hay que dejarles bien claro que las medicinas solo se toman cuando uno está enfermo.

Además de los medicamentos, también hay que prestar atención a otros productos nocivos que tenemos en casa, como los productos de limpieza o los cosméticos.

En el caso de estos productos, lo más importante es: mantenerlos fuera del alcance de los niños y en su envase original. Cuando un niño se intoxique, es importante llevar el envase original del producto a Urgencias, para que los pediatras sepan exactamente el contenido del producto y puedan atender mejor la urgencia.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *