En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¿Quién perdió?

El Ministerio Público tiene sobradas razones al plantear, de forma clara y responsable, su queja sobre la situación que en que ha quedado el país ante la orden de libertad por pena cumplida a favor del ex capitán Quirino Ernesto Paulino Castillo.

El inspector general del ministerio Público, Bolívar Sánchez, quien se ha caracterizado siempre por la firmeza de sus exposiciones, afirma que Estados Unidos nunca tiene en cuenta a los estamentos de la estructura judicial dominicana cuando hace acuerdos con narcos.

Es obvio que el gran perdedor ha sido la República Dominicana y su lucha contra el narcotráfico internacional, ya que el acuerdo a que se llegó con Quirino no permitió identificar y detener a sus cómplices locales.

Si alguna información se filtró a las autoridades dominicanas, ésta se manejó de forma secreta y sin consecuencia alguna para aquellos que facilitaron las operaciones de Quirino para el envío de drogas al territorio estadounidense.

Es posible que la información facilitada por Quirino haya sido vital para Estados Unidos para combatir a carteles de la droga con el que éste operaba, pero ¿de qué servirá esto en nuestra lucha antinarcóticos, si por alguna inexplicable circunstancia se protege a personeros ligados estrechamente a Quirino y que, por ende, debieron ser detenidos y sancionados penalmente por su participación en el crimen organizado?

Mueve a extrema preocupación el dato aportado por Sánchez, en el sentido de que el Ministerio Público desconoce qué negociaron los estadounidenses con Ramón Antonio del Rosario Puente (Toño Leña) y con el capo boricua José David Figueroa Agosto. Entonces, ¿cómo se explican los acuerdos que permitieron extraditar a Quirino y facilitar el visado a miembros de su familia?

Mientras los grandes narcotraficantes enviados a Estados Unidos hagan sus negociaciones allá sin rendir cuentas a las autoridades dominicanas, la lucha local contra las drogas no podrá tener la fortaleza requerida, pues un manto de impunidad impedirá castigar a quienes colaboran abiertamente con este criminal tráfico.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *