x

Reclaman mayor efectividad en vigilancia policial ante ola de violencia que azota al país

preocupación

La tendencia creciente que observa en los hechos de violencia en el país es una clara expresión del estado de descomposición ético y moral en la sociedad, expresaron los consultados.

Escuchar el artículo
Detener

SANTO DOMINGO.- El clima de violencia y criminalidad que se registra en el país, preocupa a sectores que reclaman de las autoridades acciones que frenen los hechos de violencia, al tiempo que exhortan a las familias formar a los hijos en principios y valores.

Los últimos hechos violentos registrados en el Ensanche Isabelita, Gualey, Santo Domingo, Nagua, entre otras localidades, preocupa a la sociedad.

La importancia del entorno familiar para prevenir la violencia y la delincuencia, es fundamental a juicio de sacerdotes y ciudadanos.

El sacerdote Joselito Beltré dijo: “Esta situación se va tornando cada día más difícil, me refiero atracos, violencia, viene a cualquiera y le da un tiro y no se acercan a buscar de Dios. Hacemos todo el esfuerzo en la evangelización, aquí la parte fuerte a estos jóvenes que se están yendo a temprana edad, preguntas que se quedan sin respuestas a sus hijos”.

Mientras que Rafael Encarnación, residente en Simón Bolívar, explicó: “Hay una degradación familiar muy fuerte. Tú ves una muchachita a las 10, 11 de la noche, que uno dice y donde están los papas. Ffalta que la familia se una, que vaya a la iglesia, y las autoridades no pueden tener un policía para cada ciudadano, los padres tienen que ser mano dura”.

Asimismo, Santo Robles, residente en La Zurza, manifestó: “la gente tiene miedo salir, la gente cobra, le quitan el dinero y lo matan. No hay compasión al prójimo, se han olvidado del quinto mandamiento, matan la gente sin compasión, que actúen con leyes y actúen como se deben”.

Por su lado, el vocero de la Policía Nacional, Rafael Tejeda Baldera, informó: “Con relación a los últimos hechos violentos, la Policía expresa una vez más su compromiso y garantizar la paz. Y se sigue realizando prevención, la PN está trabajando y la ciudadanía debe estar confiada”.

La tendencia creciente que observa en los hechos de violencia en el país es una clara expresión del estado de descomposición ético y moral en la sociedad, expresaron los consultados.

Robles continuó diciendo: “la juventud anda vacía y sin Dios, donde el diablo ha penetrado y matan gente sin piedad y si compasión, la delincuencia y en este gobierno la delincuencia ha crecido demasiado”.

El residente en el Simón Bolívar, Juan Ant. Pérez García, admitió: “hay sectores y barrios que tú no puedes caminar que está arropando haciendo mucho daño peleando por nada y los padres descuidándose con eso”.

Ver a diario la forma en la que ocurren atracos a mano armada, asesinatos, robos, violaciones sexuales y otros delitos, deber ser motivo a preocupación de las autoridades, explicó el sacerdote de la iglesia del sector La Zurza.

El sacerdote de la Iglesia La Zurza, Joselito Beltré, dijo: “tengo 6 años en esta comunidad, ver lo que está pasando a diario, hay muertes hay atracos, que pasa en la parte espiritual, la gente no quiere aceptar el llamado/familias que le han matando”.

Exhortaron a las autoridades implementar medidas para llevar tranquilidad a la población.

El residente en el Simón Bolívar, Rafael Encarnación, explicó: “y los fiscales deben haber un cuidados a esos niñas que paren, darle seguimiento para saber dónde van a ir a cortar el mal”.

Los residentes en los sectores del Simón Bolívar, Ensanche Luperón, La Zurza, entre otros, indican que es  necesario que las autoridades den  especialmente oportunidades a los jóvenes  que les permitan realizar actividades productivas y sociales, que contribuyan a alejarlos de la delincuencia.

Comenta con facebook