X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Lunes 18 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 194,966
  • Nuevos casos 1,848
  • Fallecidos total 2,448
  • Nuevos fallecidos 11
  • Recuperados 144,208
  • Críticos
  • Pruebas 960,804
<< Mapa interactivo >>

Repartir lo poco, entre muchos.

Repartir lo poco, entre muchos.

En esta época del año en que ha llegado la navidad y todavía estamos sin medicamentos para erradicar la pandemia del Coronavirus que azota el mundo; en que los recursos económicos han disminuidos, por los controles en la población; en que muchos negocios han tenido que cerrar, aumentando el desempleo; en este tiempo, de una u otra forma, procede “repartir lo poco, entre muchos”.

Cualesquiera que sean los ingresos; grandes o pequeños y hasta los alimentos que preparemos en el hogar, debemos manejarlo pensando en el prójimo. Si nos lo proponemos, podemos aliviar la situación de muchos; quizás pensemos que es poco, pero puede resultar mucho para otros, que poco o nada tienen.  

Hoy, más que nunca, debemos imitar a Jesus, el hijo de Dios, cuando “multiplicó los panes y el vino”; podemos hacerlo, repartiendo lo poco entre muchos o tocando las puertas de quienes pueden ayudar con algo a los más desvalidos. En esta época, en que la pandemia y la navidad han coincidido, el gobierno debe ser ejemplar; repartiendo con equidad los bienes del pueblo, acorde a las necesidades; ayudando los más desposeídos; demostrando ser celoso guardián.

Parecería que el coronavirus, penetra en la fiesta del nacimiento del hijo de Dios, en la navidad, para empañarla, para medir fuerza; es una gran prueba; hagamos esfuerzo por combatirlo; comencemos repartiendo lo poco, entre muchos; salgamos vencedores, en esta gran batalla. Urge que la población vea un rayo de luz, que despierte su esperanza, que recuerde la justicia social y sobre todo la existencia de Dios, protegiendo la humanidad.

Nunca olvidemos que la vida es una y termina; que lo material queda y que no hay tesoro más valioso que la paz espiritual. Vamos a compartir, vamos a  repartir lo poco entre muchos; que las empresas e instituciones den prioridad a la asistencia social, acorde a sus posibilidades; que el gobierno haga que ¡lluevan las ayudas y las fuentes de trabajo!! , sin privilegios;  para que todos , de una u otra forma, con más tranquilidad y  fe en Dios,  podamos combatir estos momentos difíciles y aprendamos las lecciones hermosas que se desprenden de los mismos.  

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *