X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Jueves 26 de noviembre, 2020
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 140,922
  • Nuevos casos 1,258
  • Fallecidos total 2,317
  • Nuevos fallecidos 2
  • Recuperados 113,687
  • Críticos
  • Pruebas 698,990
<< Mapa interactivo >>

Resumen de noticias: Al menos 20 muertos dejaron los fenómenos atmosféricos en el 2016

Por: Rocío Quiroz

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Al menos 20 personas muertas, miles de viviendas anegadas por las inundaciones y daños millonarios en las obras de infraestructuras y la agricultura es el balance dejado por las lluvias durante el 2016.

Este año los torrenciales aguaceros batieron los records de pluviometría en el país.

Luego de un año de sequía extrema, los primeros meses del 2016 las lluvias fueron recibidas como un oasis en medio del desierto.

Sin embargo, muy pronto las condiciones climatológicas pasaron de ser de una bendición a una pesadilla.

Ondas tropicales, tormentas y vaguadas comenzaron a causar estragos desde finales de abril, y para principios del mes de mayo ya habían cobrado sus primeras víctimas mortales en el país.

Para inicios de la temporada ciclónica, el primero de junio, las precipitaciones ya habían alcanzado valores históricos en provincias como Azua, Monte Cristi y Santiago, donde hasta el hospital regional se inundó.

Pero fue el poderoso huracán Matthew, de categoría 5, lo que disparó los niveles de alerta a nivel nacional y el mapa completo de la geografía se tornó de color rojo, amarillo y verde.

Aunque Matthew no impactó de manera directa al país, sus efectos se dejaron sentir con fuerza, provocando la crecida de ríos, inundaciones y deslizamientos de tierra que culminaron con la vida de 4 personas, incluyendo 3 menores de edad que quedaron sepultados en sus viviendas.

Los aguaceros no dieron tregua y por más de 45 días, vaguadas y sistemas frontales asociadas al fenómeno conocido como la niña, se combinaron para desatar el caos en gran parte del territorio nacional.

Viviendas destruidas, carreteras y puentes colapsados fueron parte del panorama devastador que se vivió en los últimos meses del año.

Las lluvias castigaron con fuerza a la región norte del país que quedo sumergida por las inundaciones.

Las lluvias sembraron nuevamente el luto  y el dolor al cobrar la vida de al menos 13 personas, entre ellos, 3 miembros de una misma familia que fallecieron tras la caída de un árbol en su vivienda.

Ante la dramática situación, el gobierno declaró ocho provincias en estado de emergencia mediante decreto, entre ellas Puerto Plata, Santiago y María Trinidad Sánchez.

Mientras un nuevo ingrediente elevó la preocupación de los organismos de socorro que debieron desaguar la presa de Tavera en más de una ocasión para evitar tragedias

En medio del drama humano, la solidaridad del pueblo se dejó sentir y decenas de instituciones públicas y privadas extendieron su mano amiga a las comunidades afectadas.

Aunque los daños todavía no han sido cuantificados en su totalidad,  las autoridades estiman que las pérdidas por las lluvias superan los 500 millones de dólares.

Para auxiliar a los afectados, el gobierno dispuso a inicios de mes de diciembre la entrega de 6 mil 500 millones de pesos.

Mientras que el senado  aprobó declarar el estado de emergencia para 15 provincias.

Para las miles de familias que todavía luchan con las secuelas dejadas por las lluvias en el 2016 el drama podría repetirse y es que desde la Onamet pronostica que en el  2017 seguirán los torrenciales aguaceros aunque con menor intensidad.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *