En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Rodrigo Cortés, "enterrado" entre los Goya, los Óscar y Robert De Niro

Rodrigo Cortés,
Rodrigo Cortés, "enterrado" entre los Goya, los Óscar y Robert De Niro

"Enterrado"

MADRID.- Mientras “Buried (“Enterrado”) acapara diez nominaciones a los Premios Goya y suena para los Óscar, su director, Rodrigo Cortés, vuelve a estar sepultado en su nuevo trabajo, “Red Lights”, un thriller paranormal protagonizado por Robert De Niro y Sigourney Weaver.

Cortés estuvo ilocalizable todo el día de ayer, cuando se anunció que entraba en las categorías principales de los premios del cine español. “Estamos a tres semanas de empezar el rodaje. Ni siquiera recordaba que fuera el día en que se hicieran públicas las nominaciones”.

Las noticias llegaron en medio de un trabajo “incompatible con nada”, explica el director a Efe en una entrevista.

El realizador, que debutó con “Concursante”, ultima en la región española de Cataluña (noreste) las localizaciones técnicas antes de dar el primer ‘claquetazo’ a “Red Lights”, el proyecto que dejó aparcado cuando cayó en sus manos ese guión de Chris Sparling que nadie se atrevía a rodar por transcurrir íntegramente dentro de una caja.

Ahora, con un guión de su cosecha y con exteriores en Canadá, aunque “Red Lights” se ambiente en Estados Unidos, afronta una historia distinta.

“Es un ‘thriller’ paranormal que sirve como excusa para explorar los mecanismos de percepción y cómo el cerebro humano es un instrumento poco fiable para percibir la realidad”, explica.

Robert De Niro interpreta a un supuesto médium, “el más grande de todos los tiempos, que reaparece después de tres años de desaparición misteriosa de la vida pública”, y Sigourney Weaver a una colega de esta profesión tan discutida.

“Hemos investigado durante un año y medio para explorar dos mundos opuestos y por tanto muy similares: los escépticos, los racionalistas, los científicos, y los creyentes, por llamarlos de alguna manera. Entender sus razones profundas para crear una dialéctica interesante”, asegura.

Y, aunque todavía estén pendiente de entrega los Goya y el anuncio de nominaciones de los Óscar, “Buried (“Enterrado”) ya le ha dado a Cortés el premio de que, gracias a su influencia, ha conseguido un reparto “con los números uno de la lista de actores ideales para estos personajes”, entre los que también hay que sumar a Cillian Murphy.

“Esto se parece a hacer la carta de los Reyes y ver que por primera vez en tu vida, en vez de calcetines, te han traído el coche teledirigido que te habías pedido”, asegura Cortés.

Pero, a pesar de que, como decía Truman Capote, hay más lágrimas derramadas por las plegarias atendidas que por las no atendidas, el realizador español no tiene miedo a los posibles divismos de Hollywood.

“A priori prefiero pensar que no habrá problemas: que si eres violinista y te dan un Stradivarius las cosas son más fáciles, no más difíciles”, explica.

Reconoce que espera que todo conduzca al éxito. “Siempre he contado historias que necesitaba contar, en las que podía poner mis huesos, mi carne, mis músculos mi piel… Cuando haces eso, esperas que la gente reaccione de una manera afín”, asevera.

¿Y las afinidades con los académicos de España y Hollywood? “Los premios son injustos cuando te los dan y cuando no te los dan”, sentencia.

De los Óscar, tras la polémica por la carta que el agente del guionista escribió a la Academia pidiendo su nominación, se desmarca diciendo: “Es una carrera que no estoy corriendo. Los Óscar no suceden así solos: requieren una campaña muy poderosa, un trabajo con la prensa muy fuerte, una inversión por parte de la distribuidora muy concienzuda”.

Y en cuanto a los Goya sí reconoce con ironía que le hace ilusión ser la única película con todo el reparto nominado: “No podemos estar tristes porque no han nominado a nuestra actriz, nuestros secundarios o nuestro actor revelación”, bromea en relación a que Ryan Murphy, único actor del filme, opte al premio al mejor actor.

Pero Cortés insiste en que, pase lo que pase, “Buried” ya es una ganadora. “Era una película -dice- de la que podíamos salir vencedores o absolutos derrotados. Podríamos haber hecho el ridículo más absoluto, pero afortunadamente no ha sido así”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *