La ARAPF exhortó a la población dominicana a educarse respecto a los riesgos que representa el uso en exceso de los antibióticos, debido a que podría desencadenar en un rechazo del organismo.

SANTO DOMINGO.- De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los antibióticos, que son medicamentos utilizados para tratar infecciones causados por hongos, bacterias o parásitos, “pueden crear resistencia en el organismo cuando las bacterias desarrollan la capacidad de sobrevivir o multiplicarse pese a estar expuestas a los antibióticos que fueron creados para eliminarlas”.

Es por esto que, en el marco de la Semana Mundial de Concientización sobre el Uso de los Antimicrobianos, la Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos, Inc. (ARAPF) se une a la campaña  “Corre la voz, frena la resistencia a los antimicrobianos”,  promovida por la  Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), bajo el lema “Antimicrobianos: manéjalos con cuidado” que busca concientizar y fomentar mejores prácticas sobre la resistencia de estos fármacos.

Ante este contexto, la Asociación, como organización que defiende las buenas prácticas en el sector salud considera que se hace necesario crear conciencia en la población sobre la necesidad de proteger la eficacia de los antimicrobianos mediante un uso prudente y responsable, objetivo que también persigue la campaña antes mencionada.

En ese sentido, la ARAPF exhortó a la población dominicana a educarse respecto a los riesgos que representa el uso en exceso de los antibióticos, debido a que podría desencadenar en un rechazo del organismo a estos medicamentos, restándoles su eficacia y afectando el progreso del tratamiento médico.

Asimismo, la Asociación aseguró que en República Dominicana todavía existen muchos desafíos respecto a la automedicación de este tipo de medicamentos y el conocimiento de sus riesgos por parte de la sociedad, pero con el esfuerzo en conjunto que vienen realizando con las autoridades y otros sectores de la salud esperan que, con el paso de los años, poder erradicar esta práctica por completo.

Sin embargo, cabe resaltar, que el combate contra la resistencia de los antimicrobianos es una responsabilidad que debe ser abordada de manera integral, principalmente por los profesionales del sector y las autoridades de salud, quienes tienen el compromiso de sensibilizar y educar sobre la resistencia de este tipo de fármacos, comunicando y ejecutando acciones que se traduzcan en su uso prudente y responsable, con el objetivo de que estos sean manejados con cuidado.