Doctor (Foto de archivo)

BERLÍN, Alemania .- La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, anunció este jueves el envío de un equipo de médicos a la región autónoma del Kurdistán iraquí para participar en la asistencia de heridos graves.

"Pero también estamos dispuestos a tratar algunos de los casos muy complicados aquí en Alemania, en los hospitales militares", señaló la ministra.

Según von der Leyen, que hizo estas declaraciones durante una visita a la Escuela de Infantería en la ciudad bávara de Hammelburg, donde soldados kurdos reciben instrucción para luchar contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), el Ejército alemán (Bundeswehr) tiene intención de ayudar, sobre todo, a víctimas de las minas.

La ministra indicó que el EI está colocando minas en zonas urbanizadas para evitar el regreso de refugiados.

El 70% de los soldados kurdos lesionados resultaron heridos precisamente por las minas, por lo que Berlín tiene previsto enviar detectores de minas del ejército alemán a Irak.

En su visita a la escuela militar, la ministra pudo observar la instrucción de 32 soldados kurdos en el uso de lanzamisiles antitanque "Milan", de los cuales 40 unidades provistas de 500 misiles serán suministrados a las fuerzas kurdas "peshmergas".

Alemania tiene previsto equipar a 10.000 de los alrededor de 100.000 soldados kurdos con fusiles, lanzacohetes antitanque y vehículos.

La salida desde Alemania del primer envío de armas alemanas a los kurdos el pasado jueves coincidió con una visita sorpresa de la ministra a la capital del Kurdistán iraquí, Erbil, donde dijo haber podido constatar la "buena organización, la motivación y la decisión" con la que los "peshmergas" combaten a los yihadistas.