La institución indica que las autoridades no han respondido a sus llamados sobre la necesidad de implementar medidas para disminuir el impacto de ómicron en el país.

SANTO DOMINGO.- Ante el registro de cifras récord en los contagios y la positividad diaria del COVID-19 en el país y el rechazo de las autoridades de adoptar medidas restrictivas en medio de esta situación, la Sociedad Dominicana de Infectología llamó a no permitir reuniones multitudinarias con independencia de su finalidad, entre otras recomendaciones publicadas en un comunicado de prensa.

Al entender que su responsabillidad es "insistirle a las autoridades sobre la necesidad de aplicar medidas que reduzcan la altísima transmisión comunitaria" del virus y sus variantes, la institución también solicitó que se implemente el teletrabajo en todos los casos que sea posible, limitar el aforo a menos de un 50 por ciento en comercios y las instituciones públicas y privadas, así como impulsar y vigilar el uso de las mascarillas. 

Además, la sociedad consideró que es necesario regular el transporte público con la finalidad de que se guarde el distanciamiento físico.

Como última recomendación el gremio pidió a las autoridades del sector salud a seguir impulsando "la vacunación completa con tres dosis y refuerzos correspondientes como mecanimo de evitar hospitalizaciones y muertes por la enfermedad en toda la población con especial énfasis en personas de alto riesgo como las mujeres embarazadas".

La Sociedad Dominicana de Infectología dijo que aunque el porcentaje de la letalidad del COVID-19 en el país "les pueda parecer baja a las autoridades", recordó que el aumento de casos puede causar un exceso de mortalidad en la población, así como que el virus "es capaz de dejar secuelas a largo plazo" aún en personas con sintomatología leve o nula. 

Estas recomendaciones se dan en momentos en los que, incluso, el personal médico se encuentra reducido hasta en un 50 por ciento, según denunció la institución, indicando que este "absentismo laboral" tiene un importante impacto a nivel general y de manera especial para los trabajadores de la salud.

La Sociedad Dominicana de Infectología presidida por Clevy Pérez manifestó que desde mediados de diciembre ha insistido a las autoridades sobre "la necesidad de implementar medidas para disminuir el impacto" de la variante ómicron podía tener en el país, sin embargo, aseguran que sus llamados no fueron escuchados.