La medida cubrirá desde el 1 de enero a alrededor de 1,5 millones de mujeres, a las que hasta ahora se reembolsaba el 65 % por los anticonceptivos.

París.- El Gobierno francés tratará de contrarrestar el descenso del recurso a la contracepción entre las jóvenes con la extensión de la gratuidad de los anticonceptivos, pero también de las pruebas y las consultas médicas necesarias para todas las mujeres hasta los 25 años.

El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, anunció este jueves que a partir de enero se va a ampliar esa gratuidad total hasta los 25 años, que por ahora cubre a las menores de 18 años, porque se ha constatado que hasta esa edad hay mujeres que renuncian a los anticonceptivos y "el primer motivo" es económico.

El ministro, que no cuantificó ese retroceso, explicó en una entrevista al canal de televisión France 2 que el tope se ha fijado en 25 años porque es una edad en la que ya se tiene autonomía financiera.

La Seguridad Social asumirá no solo el coste de los anticonceptivos (sean del tipo que sean), sino igualmente los análisis y las consultas para obtener recetas, así como "todas las atenciones" que estén vinculadas, precisó.

El montante de esta medida será de 21 millones de euros anuales.

La medida cubrirá desde el 1 de enero a alrededor de 1,5 millones de mujeres, a las que hasta ahora se reembolsaba el 65 % por los anticonceptivos.

La gratuidad total ya está en vigor desde 2013 para las adolescentes de 15 a 18 años, y eso ha contribuido a reducir sensiblemente los abortos en ese grupo de edad. En agosto de 2020, se extendió a las menores de 15 años.