Según la Organización Mundial de la Salud, se calcula que cada año 303.000 recién nacido fallecen durante las primeras cuatro semanas de vida en el mundo debido a anomalías congénitas.

SANTO DOMINGO.- En la sesión de este martes el Senado de la República aprobó el proyecto de Ley que ordena la realización de tamizaje neonatal para la detención temprana de enfermedades congénitas y metabólicas en la población infantil.

El proyecto fue aprobado en segunda lectura con un total de 24 votos.

La pieza es una iniciativa de los legisladores José Antonio Castillo, senador de San José de Ocoa; Bautista Rojas Gómez, representante de la provincia Hermanas Mirabal y Liade Diaz, senadora de la provincia Azua.

Las anomalías congénitas son definidas por la Organización de la Salud como defectos de nacimiento, trastornos congénitos o malformaciones congénitas.

Según su portal web son anomalías estructurales o funcionales, como los trastornos metabólicos, que ocurren durante la vida intrauterina y se detectan durante el embarazo, en el parto o en un momento posterior de la vida.

Explican que no es posible asignar una causa específica a cerca de un 50% de las anomalías congénitas. Aunque se han identificado algunas de sus causas o factores de riesgo.

Según la Organización Mundial de la Salud, se calcula que cada año 303.000 recién nacido fallecen durante las primeras cuatro semanas de vida en el mundo debido a anomalías congénitas.

Los trastornos congénitos graves más frecuentes son las malformaciones cardíacas, los defectos del tubo neural y el síndrome de Down, explican.