La sífilis presenta como síntoma úlceras dentro de la boca y de las mejillas, además de manchas en la piel.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Expertos de la BBC News Brasil explican que generalmente, cuando se habla de las enfermedades que se transmiten durante el sexo, se piensa en la penetración. Pero tener sexo oral sin preservativos también eleva el riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual. El contacto de las mucosas de la boca con las secreciones facilita la proliferación de virus y bacterias.

Resaltan que las ITSs más comunes son la gonorrea y la sífilis.

Muchas veces, la persona ni siquiera sabe que está infectada porque los síntomas pueden confundirse con los de la candidiasis. En este tipo de casos se corre el riesgo de recibir un diagnóstico tardío.

Además de las ITS que ya mencionamos, el sexo oral sin protección también incrementa el riesgo de infecciones con el VPH (virus del papiloma humano), herpes, clamidia, hepatitis y amigdalitis gonocócica.

Aunque los médicos alertan del riesgo de contraer infecciones durante el sexo oral, no es fácil saber a ciencia cierta cuantas personas se infectan por ese medio, ya que en muchos casos, los síntomas de estas enfermedades no son tan visibles, y no todas las personas proporcionan la información adecuada a las agencias de salud.

Pero, ¿cómo se produce el contagio?

El contacto entre boca y genitales puede favorecer la aparición de una o incluso más ITS. Un simple toque con la piel de alguien con una lesión puede potenciar la transmisión. En el caso de los hombres, el semen y los líquidos preseminales, pueden contagiar a una persona que esté dando estímulo oral.

El líquido lubricante de la vagina también puede transmitir patógenos, aunque las mujeres son naturalmente más susceptibles a las ITS debido a la anatomía de su órgano sexual.

"La mucosa vaginal es un epitelio muy delgado. Durante las relaciones sexuales, casi siempre hay cierto grado de fisura en esta región, lo que facilita la entrada de varios virus. El hombre, en contraste, tiene un órgano expuesto", explica Camila Ahrens, infectóloga del Hospital Marcelino Champagnat de Curitiba, en Brasil.

El riesgo aumenta aún más cuando hay lesiones en los genitales o la boca.

En la práctica, cuando una persona practica el acto que los médicos llaman cunnilingus, en el que se usa la lengua para estimular la vagina, y felación, cuando se hace lo mismo con el pene, hay un riesgo de transmitir infecciones y enfermedades.

En el anilingus, el acto de estimular el ano de la pareja con la lengua, también se dan las condiciones para la aparición de infecciones, siendo la Hepatitis A una de las más comunes. También existe el riesgo del contagio con clamidia, gonorrea y otras enfermedades.

"De hecho, el sexo vaginal insertivo tiene más intercambio de fluidos corporales. El anal tiene un mayor riesgo de laceración, lo que facilita la entrada de virus o bacterias. Mientras, el oral tiene menos riesgo, pero los que están haciendo el acto pueden transmitirlo y los que tienen la enfermedad activa pueden transmitirla", refuerza Ahrens.

Ve a continuación las infecciones que se pueden contraer durante el sexo oral sin protección.

Sífilis

La infección es causada por la bacteria Treponema pallidum, la cual puede comprometer los genitales, la garganta y la boca. Se puede transmitir tanto en el sexo oral como en la penetración.

El diagnóstico se produce a través de la serología, que es el análisis de sangre.

Esta ITS se presenta principalmente en tres etapas: primaria, secundaria y terciaria.

En la primaria, se da la aparición de una úlcera indolora después del contacto de las bacterias con la piel de la persona contaminada. El paciente puede tener lesiones dentro de la boca, ya sea en la lengua o las mejillas. Estas lesiones se denominan "chancro duro".

"Pueden ser indoloras e incluso confundirse con un herpes labial", explica Igor Marinho, infectologista del hospital de la Faculdad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo.

Cuando esto ocurre, la persona que tuvo sexo oral puede contaminar a su pareja incluso sin saber que estaba enferma.

"La bacteria se encuentra en el semen y en el líquido de secreción del pene", añade Demetrius Montenegro, responsable de infectologia en el Hospital Universitario Oswaldo Cruz de la Universidad de Pernambuco.

La sífilis secundaria se caracteriza por síntomas más sistémicos y se produce unas semanas después de la contaminación del primer tipo. El individuo puede presentar manchas en la piel y llagas.

En el formato terciario, los síntomas aparecen años después de la infección. Con un diagnóstico tardío existe el riesgo de que haya compromiso vascular y neurológico, insuficiencia cardíaca o un accidente cerebrovascular.

"Se convierte en una enfermedad silenciosa y se continúa transmitiendo", refuerza Montenegro.

El tratamiento son los antibióticos y la mejor forma de prevención es el uso del condón, tanto femenino como masculino.

Amigdalitis gonocócica

Causada por bacterias gonocócicas, el mismo agente que la gonorrea, la infección causa secreción en las amígdalas y la garganta.

Es más común que se transmita a través del sexo oral, porque hay contacto directo de la boca con los genitales, algo que aumenta el riesgo de contagio. El diagnóstico se basa en los antecedentes de síntomas del paciente. Por lo general, se realiza un examen eliminando la secreción de la garganta para visualizar el microorganismo.

Según Montenegro, todavía hay un tabú entre los médicos a la hora de preguntar sobre la actividad sexual de las personas.

Si el intercambio de información estuviera más extendido, se evitarían los diagnósticos tardíos, mejorando la respuesta del tratamiento a la afección, dice.

A menudo, la persona que ya está infectada con gonorrea puede ser asintomática e infectar a la pareja.

Dado que es un tipo de bacteria resistente, no todos los antibióticos tratan y curan el problema. Por lo tanto, es importante realizar una investigación exhaustiva para encontrar esta ITS.

"Una amigdalitis que no tiene respuesta tiene que generar sospechas y se debe preguntar si el paciente tuvo algún tipo de relación oral. Por lo general, los gonococos aparecen en la región genital y luego contaminan al otro. Esto vale tanto para hombres como para mujeres", refuerza el infectólogo del Hospital Oswaldo Cruz.

Gonorrea

También causada por gonococos, esta ITS puede causar secreciones uretrales y, en casos más graves, infección en la pelvis e, incluso, infertilidad. La transmisión se produce tanto por la penetración como por el sexo oral.

El diagnóstico se realiza mediante un examen similar al de la covid-19, en el que se inserta un hisopo en la garganta.

Una infección en esta parte del cuerpo puede ser asintomática y el individuo a menudo contamina a otras personas sin siquiera saber que la tiene.

El tratamiento de esta infección de transmisión sexual también es complicado y puede llevar mucho tiempo, ya que en algunos casos el cuerpo desarrolla una mayor resistencia a ciertos antibióticos.

VPH

Esta infección de transmisión sexual se produce a través del virus del papiloma humano. El VPH causa verrugas en las regiones genital, oral y anal. El principal medio de contagio son las relaciones sexuales, incluyendo el contacto oral-genital, genital-genital o incluso manual-genital.

En el sexo oral, la aparición de síntomas también puede darse en la lengua, la garganta, el interior de la mejilla y el tejido gingival. Pero la contaminación solo se produce cuando hay una lesión primaria o fisura. De esta manera, el agente viral puede infiltrarse en el cuerpo y contaminar al individuo.

Un tratamiento rápido y eficiente es importante, ya que la infección puede evolucionar y convertirse en cáncer de cuello uterino. El VPH también se considera un agente importante detrás de los tumores en el ano, la cabeza y el cuello.

El tratamiento consiste en la cauterización y la eliminación de las verrugas existentes.

La forma más fácil de protegerse es la vacuna, disponible en la red pública para algunos grupos específicos. "Idealmente, la vacunación debe hacerse antes de comenzar las relaciones sexuales. Hay varios tipos de VPH, pero la vacuna protegerá de los que causan cáncer", advierte Montenegro.

Herpes

Esta ITS es causada por un virus que se divide en los tipos 1 y 2.

En el primer caso, la aparición de "burbujas" es más común en la región oral. En el segundo, los síntomas pueden aparecer en la región genital.

La recurrencia del problema (con la aparición de lesiones en forma de ampollas y heridas), indica que la persona tiene una caída en la inmunidad y necesita someterse a pruebas para comprobar si hay falta de vitaminas u otros nutrientes.

Vale la pena recordar que la forma de transmisión también puede ser a través de otros medios que no sean sexuales, como los besos, el pincel de maquillaje, compartir objetos, y más. El tratamiento incluye el uso de ungüentos o comprimidos.

Clamidia

La afección es transmitida por la bacteria Chlamydia trachomatis, causada por la inflamación en las regiones genital y urinaria.

El microorganismo puede causar cervicitis, la que en ocasiones llega al cuello uterino y ocasiona dolor y sangrado durante las relaciones sexuales. En infecciones más graves, puede ocasionar infertilidad tanto en hombres como en mujeres.

Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos muestran que la mayoría de los casos ocurren en personas de entre 15 y 24 años.

Esta ITS también se puede transmitir a través del sexo oral, el riesgo aumenta cuando hay contacto con el esperma, ya que el semen puede tener una mayor carga viral del agente infeccioso.

Por lo tanto, las relaciones sexuales sin protección, incluida la penetración, también aumentan el riesgo de esta enfermedad.

Para tratar la afección, se recomienda usar antibióticos y no tener relaciones sexuales durante su curso, generalmente siete días.

Hepatitis A, B y C

Estas infecciones son las principales causas de enfermedad hepática crónica, cirrosis hepática y carcinoma hepatocelular.

Sin embargo, la transmisión de la hepatitis A se produce a través de vías oral-fecales.

Es decir, es posible contraer la infección en el sexo oral y también mediante cualquier actividad sexual. Sin embargo, el más común es a través del ano.

"En 2017, la OMS emitió una advertencia sobre un brote de hepatitis A por transmisión sexual mediante la práctica del sexo oral-anal. Este brote se produjo en algunas ciudades de Europa, como Barcelona. En Brasil, el número de casos fue mayor en la ciudad de Sao Paulo", dice Montenegro.

Todavía no existe un tratamiento específico para este tipo de hepatitis. En general, los expertos recomiendan lavarse bien las manos y los alimentos, usar condones antes y después de las relaciones sexuales, lavar los genitales, el perineo y la región anal después de las relaciones sexuales y desinfectar los vibradores, los tapones anales y vaginales.

En el tipo B, la contaminación puede producirse debido a una lesión en la boca, contacto con el semen y el canal vaginal o anal.

El tratamiento incluye el uso de antivirales y también, cuando sea necesario, evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

En el tipo C, existe un menor riesgo de contagio a través del sexo oral es menor, siendo más común mediante el manejo de objetos infectados como agujas, jeringas y otros elementos involucrados en el uso de drogas recreativas. El tratamiento es con antivirales.

¿Existe algún riesgo de contraer VIH?

Aunque es menos común, también es posible infectarse con el VIH a través del sexo oral. Sin embargo, se requiere una gran cantidad de virus para que esto ocurra.

Además, la pareja tendría que tener algún tipo de herida o moretón en la boca o garganta para que se diera el contagio.

"El riesgo es un poco menor, pero existe la posibilidad a través de pequeñas heridas como las que pueden aparecer con la depilación, por ejemplo", refuerza Marinho.

La contaminación entre hombres y mujeres es diferente debido a la eyaculación.

Según los médicos, las pruebas han demostrado que existe una mayor carga viral en el semen, y que es una puerta de entrada al contagio.

Este es un factor exclusivo de esta infección.

Según Felipe Tuon, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital Universitario Cajuru, en Curitiba, Brasil, en otras enfermedades todavía faltan estudios que comparen el riesgo de transmisión y solo hay conceptos teóricos.

¿Qué pasa con la viruela del mono?

Sí, el virus que causa la viruela del mono también puede ser transmitido durante el sexo oral.

Esto se debe a que el contagio con el virus se da mediante el contacto con las heridas típicas de la enfermedad, las cuales aparecen en la boca, los genitales, el ano y los brazos.

Es por eso que los médicos recomiendan que las personas con este tipo de manifestaciones cutáneas busquen una evaluación médica y se hagan la prueba.

Si la prueba confirma la enfermedad, es necesario permanecer aislado hasta que las heridas estén completamente curadas.

¿Cómo prevenir estas enfermedades?

Una de las formas más asequibles es mediante el uso de métodos de barrera, los cuales evitan que la mucosa de la boca entre en contacto con los genitales.

En el pasado, como el uso del preservativo femenino no estaba tan extendido, los médicos recomendaban el uso de papel film, aquel papel transparente que se usa para la cocina, durante el sexo oral.

Sin embargo, debido a su baja adherencia -y teniendo en cuenta que es más fácil que se salga durante las relaciones sexuales- actualmente, los profesionales sugieren usar el preservativo femenino.

Pero aún es raro ver a parejas usando protección durante el sexo oral.

"Es muy difícil ver a los pacientes usándolos. Vemos a muchas personas reinfectarse porque menosprecian las recomendaciones médicas", dice Ahrens.

En el caso de los hombres, también se recomienda el uso de preservativos durante cualquier relación sexual. "Es necesario proteger la región genital con un condón y no quitarlo. Puedes ponerte el condón femenino, el condón masculino o ambos", dice Tuon.

También se deben implementar medidas educativas y políticas públicas, especialmente entre los jóvenes y adolescentes que a menudo no usan preservativos.

En el caso de las personas que ya tienen una vida sexual activa, los expertos recomiendan hacerse pruebas cada seis meses para identificar posibles infecciones.

"Las personas con sífilis deben hacerse la prueba", advierte Tuon.

También se recomienda la profilaxis, un método de prevención utilizado antes y después del sexo, para reducir el riesgo de ITS. También se recomienda acudir a hospitales públicos para consultas y recibir orientación.

Fuente: bbc.com