Foto de archivo

BRUSELAS.-La aerolínea belga Brussels Airlines ha solicitado por carta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) conceder una prima al personal de las compañías aéreas que mantienen vuelos directos con las capitales de los países más afectados por el brote de ébola, informa este viernes el diario "Le Soir".

"Brussels Airline quiere dar valor al esfuerzo de su personal de vuelo que continúa comunicando los destinos africanos de los países afectados por la epidemia de ébola", señala ese medio, que añade que la iniciativa persigue además "evitar las deserciones".

Según la compañía belga, el personal que garantiza los servicios en las rutas con Sierra Leona, Guinea-Conakri y Monrovia lo hace de manera voluntaria.

Actualmente sólo quedan tres compañías que siguen volando a Freetown, Conakri y Monrovia: Air France, Royal Air Maroc y Brussels Airlines (ésta última es la única que mantiene vuelos con esos tres destinos).

Desde el 20 de octubre Bélgica realiza controles sanitarios consistentes en medir la temperatura a los pasajeros que llegan desde alguno de los países africanos afectados por el virus del Ébola, en línea con los que ya hacen otros países europeos como Francia o el Reino Unido.

Según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epidemia que afecta a Guinea-Conakri, Liberia y Sierra Leona ha infectado a unas 9,000 personas, de las cuales más de 4,000 han fallecido.