Los resultados de este estudio que serán dados a conocer a finales de este año, buscan reforzar la importancia de la prevención, detección y tratamientos correctos a toda la población.

MÉXICO.- Un proyecto comunitario basado en tecnología móvil implementado en zonas marginadas de México busca detectar y controlar a los pacientes con diabetes o en riesgo de padecer la enfermedad mediante el uso de un teléfono celular.

Jaime Ponce, coordinador de proyectos estratégicos en la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), señaló a EFE que, actualmente, en México alrededor de 14,5 millones de personas mayores de 20 años tienen diabetes, padecimiento que en 2016 fue declarado como emergencia epidemiológica por las autoridades de salud del país.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), esta enfermedad fue la tercera causa de muerte en México durante 2021.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora cada 14 de noviembre, Ponce alertó que, además, se estima que este padecimiento irá evolucionando porque la pirámide poblacional se está invirtiendo y cada vez habrá más personas adultas.

TECNOLOGÍA PARA DETECTAR LA DIABETES

La falta de acceso a servicios integrales y de calidad en salud como la infraestructura, el personal de salud e insumos, aunado a las desigualdades y carencia de oportunidades de desarrollo económico y social en las comunidades remotas-rurales son factores que complican gravemente el problema de la diabetes en México.

Ante este panorama organizaciones plantearon la necesidad de desarrollar o encontrar diferentes soluciones capaces de facilitar el acceso a los servicios de salud a quienes viven con diabetes en dichas zonas.

Con fondos de la Fundación Moisés Itzkowich y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como el apoyo de otras organizaciones, Funsalud dio continuidad al proyecto Salud Móvil, un estudio de investigación científica que busca demostrar las ventajas del uso de la tecnología celular en diabetes.

El proyecto, que se implementó en marzo de 2022 en Pajapan, Veracruz, una comunidad de unos 18.000 habitantes, empezó con un censo para detectar personas con factores de riesgo para diabetes y para conocer el estatus de sus niveles de glucosa en sangre.

Alejandra Almeida, coordinadora del proyecto, explicó que este se implementó en varias fases.

“En la primera los pacientes reciben mensajes educativos semanales relacionados con la diabetes, los cuales pueden ser bidireccionales, es decir, se hace una pregunta al paciente para que responda y se pueda verificar que la información fue recibida, leída y comprendida correctamente”, dijo.

El segundo paso consiste en la “charla” o interacción con un chatbot al que se le pueden hacer preguntas sobre dudas frecuentes para las que se han desarrollado respuestas automatizadas.

“Y como último paso o nivel, se brinda el acceso a un médico remoto para que el paciente pueda comunicarse con el médico y este le regrese la llamada para que no implique costo al usuario, brindando asesoría médica directa y seguimiento mensual constante”, apuntó.

BUSCAN TENER IMPACTO

A través de este proyecto, dijo, lograron observar que la correcta implementación de la tecnología se puede “mejorar el seguimiento de los pacientes y tener impacto para hacer estas búsqueda activamente, ubicar a las personas no solo que ya padecen diabetes sino a quienes están en riesgo”, dijo Almeida.

Además, resaltó, los resultados de este estudio que serán dados a conocer a finales de este año, buscan reforzar la importancia de la prevención, detección y tratamientos correctos a toda la población, sin importar donde se encuentren los pacientes con diabetes y aquellos que están en riesgo de desarrollar la enfermedad.