SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) a solicitud del Ministerio de Salud de la República Dominicana, colaboran en el seguimiento de posibles brotes de Histoplasmosis, luego de que decenas de trabajadores de la presa de Taveras-Bao en Santiago presentaran dificultad respiratoria grave y fueran ingresados para recibir atención médica. Cinco casos requirieron ingreso unidad de cuidados intensivos y desafortunadamente tres han muerto.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)  han desplegado en el país un equipo de respuesta integrado por epidemiólogos y expertos en salud ambiental para apoyar la investigación a profundidad, el monitoreo de este brote.


La histoplasmosis es una enfermedad fúngica que vive en el medio ambiente, particularmente en el suelo que contiene gran cantidad de excremento de aves y murciélagos. Los hospitalizados actualmente están siendo tratados con medicamentos antimicóticos. La histoplasmosis puede llegar a ser grave en personas con sistemas inmunes debilitados (por ejemplo, las personas que tienen VIH/SIDA) y no se transmite de persona a persona.