De las diversas curas que estudiaron, tres parecían prometedoras en comparación con el placebo. Estos fueron extracto de clavo, ácido tolfenámico (un analgésico AINE disponible en el Reino Unido) y piritinol (un análogo de la vitamina B6).

Redacción.-Según ha descubierto un nuevo resumen de estudios científicos, al momento nadie sabe realmente cómo curar la resaca, ya que la revisión encontró pocas pruebas sólidas para una cura para los efectos secundarios luego del consumo excesivo de alcohol.

La revisión fue realizada por investigadores en el Reino Unido y respaldada por el Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR), el mayor financiador gubernamental del país para la investigación clínica, los cuales revisaron 21 ensayos clínicos diferentes que probaron una variedad de supuestas curas.

Estos incluyeron curcumina (el ingrediente principal que le da a la especia de la cúrcuma su color amarillo brillante), ginseng rojo, analgésicos AINE como loxoprofeno, probióticos, extracto de alcachofa, jugo de pera y el suplemento n-acetil-l-cisteína (NAC), entre otros.

La mayoría de los estudios no lograron encontrar ningún beneficio para los síntomas de la resaca de estos tratamientos, incluso para aquellos que encontraron un efecto estadísticamente significativo para algunos síntomas, los investigadores no quedaron demasiado impresionados por la calidad de los datos recopilados.

Ninguno de los estudios analizó la misma cura para la resaca, ni otros investigadores replicaron los resultados de forma independiente, lo cual es necesario para validar si algo en la medicina funciona como se anuncia.

El equipo también notó algunos defectos evidentes en muchos experimentos de curación de la resaca. Ocho de los estudios, por ejemplo, excluyeron por completo a las mujeres.

Los estudios también tenían diseños muy diferentes entre sí, lo que puede dificultar la comparación de resultados. Algunas incluían comida, otras no, y se usaban varios tipos diferentes de alcohol para intoxicar a las personas. Otros remedios comunes para la resaca, como el acetaminofén o la aspirina, aparentemente nunca se han estudiado en ensayos controlados y aleatorizados.

Los hallazgos fueron publicados en la revista Addiction.

“Tenemos un número limitado de estudios de investigación de mala calidad que examinan los tratamientos para la resaca”, dijo a Gizmodo en un correo electrónico el autor principal, Emmert Roberts, investigador clínico del Centro Nacional de Adicciones del King’s College de Londres.

De las diversas curas que estudiaron, tres parecían prometedoras en comparación con el placebo. Estos fueron extracto de clavo, ácido tolfenámico (un analgésico AINE disponible en el Reino Unido) y piritinol (un análogo de la vitamina B6).

Es más probable que estos tratamientos justifiquen un ensayo clínico riguroso, dijo Roberts. Idealmente, cualquier estudio futuro debería utilizar estándares más universales y validados, incluido uno para medir los síntomas de la resaca. También deben estar prerregistrados, ser relativamente grandes y más representativos de la población, incluidas las mujeres.

Sin embargo, por ahora, solo hay un método claro para evitar la resaca. “La forma más segura de evitar los síntomas de la resaca es beber con moderación o abstenerse del alcohol”, dijo Roberts. “Sin embargo, la evidencia de muy baja calidad sugiere que el extracto de clavo, el ácido tolfenámico y el piritinol tienen la evidencia más sólida de reducir los síntomas generales de la resaca en comparación con el placebo, y todos parecían ser seguros”.